Samarios con puntos limpios para desechar el aceite de cocina usado

En el mes del medioambiente, las empresas samarias demuestran su compromiso por mantenerse como pioneras en procesos medioambientales y sostenibles, que respetan la naturaleza y a las comunidades.

Con el propósito de generar conciencia entre la comunidad y enseñar los daños que se ocasionan en mares y ríos, desechar el aceite de cocina usado, en el marco de la Resolución 0316 del 2018 del Ministerio de Medio Ambiente, la empresa filial del Grupo Daabon, C.I. Tequendama, dedicada a la elaboración y comercialización de productos derivados de aceites vegetales; el Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental, Daddsa; la compañía Recoils S.A.S. y la asociación de recicladores Basura Cero, firmaron un acuerdo de cooperación que tendrá como finalidad implementar estrategias de economía circular en torno a la disposición de estos desechos en el distrito de Santa Marta, pues a partir del aceite de cocina usado se pueden generar jabones, velas y biodiesel.

Para Felipe Guerrero, vicepresidente del Grupo Daabon, “Es muy importante esta iniciativa, pues abre la posibilidad de apostar por la recuperación de aceites vegetales usados, así como evitar que haya contaminación al río y al mar”. También, destacó que “Santa Marta sigue siendo pionera en que los ciudadanos tengan la oportunidad de alimentarse de la mejor manera utilizando a las empresas locales”.

La incorrecta disposición del aceite de cocina usado es una costumbre tradicional de las familias que, al desconocer cómo deshacerse de este producto, optan por reenvasarlo en botellas y arrojarlo en alcantarillas, bolsas de basuras o, en el peor de los casos, en el suelo, los ríos y el mar, sin dimensionar el daño que están ocasionando a los cuerpos de agua y a los organismos que allí conviven.

Esta es una de las mayores preocupaciones de las autoridades ambientales y de las empresas productoras, pues es importante resaltar que el aceite es menos denso que el agua y tiende a esparcirse en grandes memebranas finas que dificultan la oxigenación del líquido. Así, un solo litro de aceite de cocina usado puede contaminar hasta mil litros de agua.

Gracias a esta iniciativa, en Santa Marta se instalaron los primeros puntos limpios de disposición en el Centro Comercial Arrecife, en Rodadero, para que la población haga entrega del aceite de cocina usado y de la botella. En las próximas semanas se espera ubicar nuevos puntos limpios en espacios públicos y en propiedades horizontales como conjuntos residenciales.

Con esta alianza, se tienen altas expectativas en recuperar gradualmente cantidades de aceite de cocina usado que ya no llegarán a contaminar cuerpos de agua, ni a afectar sistemas estratégicos y vulnerables como la red de alcantarillado, o que serán comercializados inadecuadamente en el mercado local, poniendo en riesgo la salud de la población.

El Grupo Daabon, como líder en la producción, transformación y exportación de productos agrícolas orgánicos y sostenibles, que le ha permitido constituirse como una empresa pionera en ofrecer a la industria orgánica Food Solutions, hace un llamado a la ciudadanía para que tenga prácticas responsables con el medioambiente y con su salud. Por eso, invita a los samarios a que se acerquen a los puntos limpios de disposición y entreguen el aceite de cocina usado que tienen en casa y que pueden estar a punto de desechar de manera incorrecta, contaminando las fuentes hídricas. El compromiso de la comunidad es fundamental para el éxito de este proyecto.

También podría gustarte