Departamentos pierden autonomía en 22 tributos por mayor centralización

275

El decreto no cayó bien entre los gobernantes, tal como señaló el director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos (FND), Plinio Olano, quien consideró que “el tema de la Adres es una expresión de centralización (…) fue una sorpresa desagradable”.

 

Los mandatarios regionales comenzaron el año con una fuerte queja sobre el Gobierno, por la decisión del Ministerio de Salud de centralizar la administración de 22 rentas que hacen parte de los territorios, provenientes de los juegos de azar, los licores y el tabaco.

La intención de esta medida, de acuerdo con el Decreto 2665, expedido el 29 de diciembre, es que parte de los recursos recaudados sean administrados por la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres) que se encarga del manejo de los recursos de la salud.

El decreto no cayó bien entre los gobernantes, tal como señaló el director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos (FND), Plinio Olano, quien consideró que “el tema de la Adres es una expresión de centralización (…) fue una sorpresa desagradable”.

Por eso, los ministerios de Salud y Hacienda lograron un acuerdo de última hora, en el que se eliminó la obligación de un porcentaje específico en las rentas monopólicas de licores, para los recursos de la salud.

Además, las entidades territoriales ratificaron su compromiso para no disminuir los valores de cofinanciación para los servicios de seguridad social.

Otro de los puntos que se logró fue la ratificación de que los excedentes de las rentas son propiedad de los departamentos, mientras que los rendimientos financieros serán para la cofinanciación de la salud.

Olano cuestionó la constitucionalidad de la decisión de “tomar los recursos de las rentas propias de los departamentos”, lo que golpea los ingresos de las regiones, si se tiene en cuenta que según el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en 2015 los entes territoriales recaudaron $1,9 billones por impuesto a cervezas, $0,97 billones por licores y el mismo monto por registros y anotaciones, seguido de los cigarrillos.

Si bien cada administración territorial está ajustando sus cuentas para saber sobre cuántos recursos perderían autonomía, el primero en lanzarse al agua fue el gobernador de Antioquia, uno de las regiones más afectadas, pues es la que más ingresos registra.

Hay que decir que el decreto, antes del acuerdo, establecía porcentajes para cada una de las rentas, por lo que no irán la totalidad de los ingresos a Adres. Es el caso de algunos recursos provenientes de la operación de loterías o los juegos de chance, que tendrán que girar 68% de algunos ingresos a la Administradora, mientras que en otros casos, como el impuesto ad valorem de los cigarrillos, la destinación será completa para esta entidad.

Este hecho no deja de preocupar a los mandatarios regionales, que han indicado que esto podría implicar un desfinanciamiento de los departamentos y municipios, como lo puso en evidencia Gilberto Toro, director ejecutivo de la Federación Colombiana de Municipios (FCM), quien dijo que “desde el año pasado anunciamos que si no se reformaba el Sistema General de Participaciones se iban a caer los recursos de los municipios”.

 

¿QUÉ OTROS IMPUESTOS VAN PARA ADRES?

Los recursos en propiedad de las entidades territoriales no son los únicos que tendrán que ser girados a la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social. Además de estos, hay otra serie de tributos que irán a la entidad, como es el caso de un porcentaje de los recursos de subsidio familiar, además de recursos de las cajas de compensación familiar que no administran recursos del régimen subsidiado. Además, se cuenta el IVA con destinación a la salud, la renta y el monotributo, la contribución del Soat, el impuesto social a las armas y a las municiones, entre otros.

También podría gustarte