Turista denuncia ataque por negarse a comprar un ‘coco loco’

La turista Sofía Canon, a través de la red social Instagram, hizo pública una denuncia de una presunta agresión de la que fue víctima ella y sus 16 amigos que se encontraban de visita en San Andrés.

Cuando el grupo de amigos se acercó a conocer el Hoyo Soplador en la isla notaron que no cobraban para ingresar, sin embargo, unos sujetos que se ubicaban en la entrada del lugar «dijeron que eran isleños y que vivían del turismo y que podíamos colaborarles comprando cocos locos que ellos hacían y vendían a 20.000 pesos», señaló Sofia.

Luego de que algunos de sus amigos compraron el producto, los trabajadores les indicaron que el consumo era de carácter obligatorio. No obstante, a los pocos minutos se encontraron con que había una fila de más de 20 personas esperando ingresar al atractivo, además les confirmaron que debido al poco oleaje, no se estaba apreciando el fenómeno del Hoyo Soplador, por lo que desistieron de seguir en el atractivo y luego de cerciorarse que las bebidas aún no las habían hecho, decidieron cancelar el pedido.

De acuerdo con la turista, en el momento de cancelar la compra, los vendedores se alteraron. Al punto que le quitaron las llaves del carro a uno de sus amigos y les dijeron que de no pagar $120.000 por concepto de los cocos locos, no los iban a dejar partir del lugar.

«Al decir una expresión por el elevado e injusto costo, recibo un comentario machista, grosero y fuera de lugar por parte de un raizal que atendía y se encontraba detrás de mí. Mi reacción es voltearme y hacer el gesto de levantarle la mano, a lo que el hombre se me adelanta, me agarra del cabello y me cachetea», declaró Sofía.

El novio de Sofía al ver la situación, agarró al hombre por el cuello, «comienzan a llegar muchos isleños a pegarles puños a cuatro compañeros del grupo, incluyéndome a mí y a algunas mujeres más que estaban intentando parar la pelea», señala la denunciante.

Para detener la riña y recuperar las llaves del auto, los isleños habrían exigido el pago de $200.000. Una compañera pagó la suma del dinero y fue también golpeada por tirar un coco loco al piso.

Según los relatos de Sofía, esta riña dejó como resultado lesiones personales graves, fisuras y fracturas faciales e incluso notó que uno de los hombres sacó un arma blanca mientras golpeaba a uno de los turistas. Posteriormente se trasladaron hasta el hospital de la isla donde les suturaron las heridas a varios de los turistas.

También podría gustarte