Mataron a bala a mujer venezolana

325

Fraibelys Polanco, de 16 años, fue asesinada de un balazo la noche del lunes, instantes en que se encontraba al frente de una vivienda situada en la invasión ‘Dos de abril’ de Curumaní.

 

Momentos en que dialogaba en compañía de otra persona en la terraza de una vivienda ubicada en la invasión ‘Dos de abril’ de Curumaní, fue asesinada una menor de edad, de nacionalidad venezolana. El acto criminal se produjo el lunes en horas de la noche.

Se trata de Fraibelys Polanco, de 18 años, que fue ultimada de un balazo a la altura de la cabeza; en el mismo hecho violento resultó herido Emely Orozco, de 25 años, quien recibió un disparo en la mano izquierda.

El reporte de las autoridades indica que el agresor del crimen, llegó en compañía de otro sujeto a bordo de una motocicleta, luego desenfundó un arma de fuego y sin mediar palabra, impactó sobre la humanidad de la adolescente y de su acompañante.

El homicida y su cómplice aprovecharon la oscuridad en que se encontraba el mencionado sector, debido a un apagón que se produjo por fallas eléctricas, por parte de la empresa que suministra el servicio de energía, para así llevar a cabo su cometido y una vez que perpetraron lo planeado, se marcharon a gran velocidad a bordo del vehículo sin dejar rastro alguno.

La tranquilidad de la comunidad residente en la zona vulnerable, quedó interrumpida y alarmados tras escuchar las detonaciones rodearon el lugar donde se produjo el incidente.

Tanto la adolescente como el joven lesionado fueron auxiliados y trasladados al hospital local; pese a los esfuerzos de los galenos por salvar la vida de la venezolana, murió en la valoración.

 

ATENTADO

AJÁ & QUÉ VALLEDUPAR conoció por algunas personas de la citada población que, al parecer, el atentado sería para el acompañante de la menor, ya que cuando este se percató de la presencia de los sujetos armados, se refugió detrás de su existencia y uno de los proyectiles impactó su humanidad.

“Ese muchacho ha tenido algunos problemas en el pueblo con varios personas, no es la primera que lo tiran a matar, cuando él vio a los sicarios, se escudó en la muchacha, por eso una de las balas le cayó en la mano” sostuvo una fuente.

La investigación quedó a cargo de la unidad criminalística de la Sijín, que llevó a cabo la inspección técnica al cadáver, luego lo trasladó a la morgue para la necropsia de rigor. Mediante labores de vecindarios y la recopilación de fuentes humanas, tratarán de establecer los móviles y las causas del séptimo hecho sangriento que se registra en el Cesar.

Cabe destacar que la fallecida se había radicado en dicho lugar donde unos allegados meses atrás; sus familiares viajarán provenientes del país vecino para darle cristiana sepultura.

También podría gustarte