Vacunación contra covid-19: ¿Mejoro, Empeoro o se mantiene igual ?

 En las últimas semanas en Colombia se aceleró el ritmo de vacunación y se aplicaron, en promedio, 350.000 dosis diarias, hecho que generó gran optimismo, al que se sumó el anunció de la empresa privada, que espera inmunizar a 1,2 millones de trabajadores en los próximos días. Sin embargo, el anunció de desabastecimiento de biológicos en varias ciudades causó zozobra.

Medellín, Bucaramanga y Valle del Cauca fueron los primero en alertar sobre un posible desabastecimiento de vacunas en sus regiones, especialmente sobre los biológicos de Pfizer, por lo que han tenido que suspender las jornadas de vacunación y las citas para la aplicación de las segundas dosis, a la espera que lleguen más vacunas.

El epidemiólogo Jaime Ordóñez señaló que, pese a las últimas cifras registradas por el Ministerio de Salud, con más de 16 millones de vacunas aplicadas, de las cuales más de 5 millones hacen parte del esquema completo, el ritmo sigue siendo lento debido a la falta de biológicos.

“Esto es el resultado de la negociación tardía de las vacunas. El problema de negociar tarde es que llegaron tarde”, puntualizó. Para Ordóñez, el problema es la falta de vacunas y no la logística en el abastecimiento a los puntos de vacunación de dosis contra el Covid-19.

“Yo creo que la logística, que le corresponde a los entes regionales ha funcionado bien, pero es muy complejo vacunar sin vacunas”, añadió el experto. Con esto coinciden algunos académicos que analizan la logística del Plan Nacional de Vacunación, y según que Colombia podría cumplir la meta de vacunar a 35 millones de personas antes de que se acabe el año.

“Al 22 de junio de 2021, el indicador nos está diciendo que la capacidad, por punto de vacunación,  que el país necesita para terminar de vacunar el 31 de diciembre, es de 52,73 % y la capacidad que estamos utilizando hoy es de 68,86 %”, concluye la académica, Nubia Velasco, líder de COLEV, un estudio de un grupo de investigación interdisciplinario de la Universidad de los Andes, que ha analizado, entre otras cosas, el porcentaje de ejecución de vacunas aplicadas en cada departamento.

“El país está en la capacidad de adelantar muy rápidamente el proceso de vacunación. Eso es algo positivo que tenemos que resaltar del Plan de Vacunación”, comentó la profesora.

Para el epidemiólogo Jaime Ordóñez es posible que el Gobierno cumpla la meta de vacunación, pero “no significa que sea suficiente” para contener la pandemia y disminuir los contagios.

“La inmunidad de rebaño no se alcanza con el 70 % de la población vacunada, se alcanza es con el 70 % de la población que haya desarrollado inmunidad, que son dos cosas muy diferentes”, explicó. Para el experto, a nivel regional todos los departamentos “van igual de colgados”.

¿CÓMO VA EL RITMO DE LA VACUNACIÓN EN LAS REGIONES?

Boyacá es el departamento, que al 23 de junio, tiene el mejor ritmo de vacunación, con un porcentaje de ejecución del 94 %, con base en el número de vacunas que se le han entregado y al número de vacunas que ha aplicado, según el análisis del Colev de la Universidad de los Andes.

Mientras tanto, Cundinamarca, Santander y Antioquia tienen porcentajes de ejecución superiores al 85 % de ejecución. La región de la Orinoquía, que comprende departamentos como Meta, Caquetá y Guaviare, tienen avances que van por encima del 60 %.

El estudio de la Universidad de los Andes ha observado que en los departamentos como Vaupés, Vichada, Guainía y Nariño los ritmos de la ejecución de las vacunas son preocupantes.

“Esas regiones tienen un avance más lento. Sin embargo, el aspecto positivo es que son regiones con población dispersa y sabemos para covid su región ideal en donde hay aglomeración de personas”, añadió Velasco.

Esto es, según el reporte, mientras que a Amazonas le falta menos de 5 días para completar su meta de vacunación, a Chocó le faltan alrededor de 300 días para terminar de inmunizar. Y a departamentos como Vichada, Guainía, Vaupés, Cauca y Putumayo les falta entre 200 y 350 días para terminar la ejecución de las vacunas.

Una razón importante que explica el bajo ritmo de vacunación en estos departamentos es que son poblaciones dispersas y de difícil acceso. Además, el análisis advierte un problema de gestión de inventarios y de coordinación, que además explica, los desabastecimiento de biológicos anunciados estas semana en Medellín, Bucaramanga y Valle del Cauca.

“Se debe trabajar más de la mano con la academia, con los ingenieros, con los administradores de operaciones que sabemos cómo manejar estas situaciones y reducir el problema”, recomienda la docente Nubia Velasco, quien junto con nueve expertas más conforman el grupo de investigación Colev.

“El Gobierno sabe que en estas regiones tiene que hacer las cosas diferentes. Allá no les podemos decir a los mayores de 80 años que se acerquen a un punto de vacunación. Allá hay que ir, buscar a la gente y aplicarle la vacuna”, añade.

Ante esta situación, el Ministerio de Salud anunció este viernes que para la siguiente semana habrá disponibilidad de vacunas Pfizer para las segundas dosis. Igualmente reconoció desabastecimiento biológicos en algunos departamentos del país.

“Los reportes de datos que tenemos a nivel nacional tiene algún nivel de subregistro y nos está afectando las estadísticas nacionales. Entonces en el Ministerio de Salud tenemos datos que nos indican que todavía hay disponibilidad de vacunas en varias ciudades cuando en realidad no la hay porque dicha vacuna ha sido aplicada”, informó el Ministro de Salud, Fernando Ruiz.

Por eso, destacan los especialistas, es necesario hacer mejor gestión del inventario y adquirir más vacunas tanto para alcanzar la meta de inmunizar al 70 % de los colombianos antes de que se acabe el año como para alcanzar la inmunidad de rebaño, esto es, disminuir la velocidad de contagios.BOGOTÁ (Colprensa)

También podría gustarte