Dólar sube debido a una menor preocupación por alza en tasas por parte de la FED

A las 8:15 a.m. el dólar abrió en un precio promedio de $3.739,95, lo cual representa un leve aumento de $0,92 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM) que para la jornada de hoy se ubicó en $3.739,03.

El precio de apertura registrado por la plataforma fue $3.748. El máximo alcanzado hasta el momento es $3.748 y el mínimo $3.735. Durante la jornada se han negociado US$21 millones a través de 54 transacciones.

A la espera de la reunión de la Junta Directiva del Banco de la República para tomar una decisión frente a la tasa de interés de política monetaria, las encuestas de expectativas de Fedesarrollo, Citibank y del Emisor, 100% de los analistas del mercado espera que la tasa se mantenga estable, aunque se prevé que en el segundo semestre del año comience a subir.

Varios analistas dijeron a LR que a pesar del aumento en la inflación que hubo en mayo, cuando llegó a 3,3% anual, se espera que el Emisor mantenga la tasa en 1,75%, porque el aumento en los precios en dicho mes fue transitorio.

Alejandro Reyes, economista principal de Bbva Research para Colombia, aseguró que además de velar por cumplir con la meta de inflación, el BanRepública también debe buscar que la economía nacional tenga un buen desempeño, por lo que la Junta Directiva tomaría la decisión de mantener la tasa estable por más tiempo.

“Tenemos varios indicadores que muestran mejoras en la actividad, pero todavía estamos por debajo de lo que se puede considerar normal. A ello se suma que tenemos otros indicadores muy importantes, como la tasa de desempleo, que están muy lejos de su nivel normal, lo que justifica que el Banco, si no ve inminentes presiones a la inflación, mantenga las tasas bajas para impulsar la actividad y el empleo”, dijo Reyes.

En el ámbito internacional, las acciones mundiales se negocian cerca de un máximo histórico a medida que disminuyó la ansiedad por la inclinación agresiva de la Reserva Federal y los inversionistas redujeron las preocupaciones de que los responsables políticos estadounidenses se apresuren a aumentar las tasas de interés a pesar de las crecientes presiones inflacionarias.

Aún así, persisten las tensiones, con cepas altamente contagiosas del virus que amenazan con descarrilar el regreso a la normalidad, mientras que los mercados siguen siendo sensibles a que más bancos centrales debatan la retirada del estímulo de emergencia.

El crudo estadounidense WTI cae 0,19% a US$73,88 el barril, mientras que el petróleo Brent disminuye 0,38% a US$75,86 el barril.

Los precios del petróleo caían el lunes luego de tocar máximos no vistos en más de dos años y medio más temprano en la sesión, debido a que un aumento de casos de covid-19 en Asia frenó su remontada antes de la reunión de Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) de esta semana.

Los precios del petróleo subieron por quinta semana la semana pasada debido a que la demanda de combustible se recuperó gracias al fuerte crecimiento económico y el aumento de los viajes durante el verano del hemisferio norte, mientras que los suministros de crudo fueron escasos, por los recortes al bombeo de la Opep.

El grupo está levantando gradualmente esas restricciones, sumando 2,1 millones de barriles por día (bpd) al mercado desde mayo a julio. Opep, que se reúne el primero de julio, podría decidir agregar más barriles al mercado en agosto, a medida que los precios del petróleo suben con la recuperación de la demanda.

El mercado espera que Irán y Estados Unidos retomen las conversaciones indirectas sobre la reactivación de un acuerdo que limita el trabajo nuclear de Teherán.

El pacto podría llevar al levantamiento de las sanciones de Estados Unidos y al ingreso de más crudo iraní al mercado. Pero las tensiones aumentaron después de los ataques aéreos estadounidenses el domingo contra milicias respaldadas por Irán en Irak y Siria.

«La perspectiva de la demanda de crudo se está calentando a medida que los estadounidenses abrazan un verano intensivo en viajes (automóviles, aviones y cruceros), el despliegue de vacunación global está mejorando y las reservas de crudo de China están en el nivel más bajo desde principios de febrero», aseguró Edward Moya, analista senior de Oanda.

Los eventos más relevantes serán los datos de empleo en Estados Unidos, ya que los recientes datos semanales han mostrado algo de debilidad en los indicadores de recuperación; sin embargo, los datos de mayo dieron cuenta de un avance favorable. Adicionalmente, se tendrá en cuenta los datos finales de PMI de las principales economías, así mismos datos de confianza del consumidor en EE.UU.

En el panorama local, el lunes tendrá lugar una nueva reunión del Banco de la República, donde esperamos que no se hagan cambios en la tasa de intervención, sin embargo, los comentarios respecto a la dinámica de la inflación los próximos meses sería importante.

Por otro lado, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane)publicará datos de empleo y exportaciones de mayo, y el sábado la inflación de junio.

/Colprensa

También podría gustarte