Trasladados a sus lugares de origen cuerpos de policías asesinados a bala

Mientras tanto, las autoridades decidieron aumentar a $ 170 millones la recompensa por los asesinos

Desde Valledupar, fueron trasladados los cuerpos de los tres policías asesinados en un atentado, al parecer, como parte del ´Plan Pistola’ del ELN, la noche del sábado, cuando departían juntos con sus familiares en un establecimiento público de Pailitas.

Los cuerpos de Hernando Mercado, Jader Martínez y Leonardo Badillo, salieron de la capital del Cesar, en una caravana para ser entregados a sus familiares en Bolívar, Cartagena, y Ciénaga (Magdalena).

Moisés Martínez, tío de Jader Martínez, quien llegó a Valledupar a buscar a su sobrino para llevárselo a Cartagena, manifestó en medio de lágrimas y con voz entrecortada, que su familiar era un buen policía, que se entregó en cuerpo y alma al uniforme policial.

 “Yo fui suboficial de la Policía. La policía es muy bonita, pero esto se está acabando porque en los mandos medios lo que hay es gente inexperta controlando a unos muchachos que están sin control. En la estación de Pailitas faltó control del comandante, como van a poner a un subteniente apenas recién salido de la escuela, sin que nadie con más años de experiencia lo pueda respaldar. La experiencia es la que da el orden”, explicó Martínez.

Además, anunció que su sobrino le había manifestado que en el municipio todo estaba tranquilo. “Él me decía que todo estaba tranquilo, cuando sabíamos que a la estación le habían lanzado una granada recientemente. Faltó orden para decirle a los policías que si estaban de civil no debían salir de las casas. Yo trabajé en el Cesar, pero sabemos que este territorio es caliente. Falto orden”, finalizó diciendo.

RECOMPENSA SUBIÓ A $170 MILLONES 

A $170 millones accedió la recompensa a quien brinde información sobre el paradero de los sujetos que asesinaron a bala a los tres uniformados.

En las últimas horas el alcalde de Pailitas, Carlos Javier Toro, anunció la recompensa de $20 millones, que se suman a los $100 millones que paga la Policía Nacional y a los $50 millones que ofreció la Gobernación del César.

Toro, además, se pronunció sobre las diferentes problemáticas que tiene el municipio en materia de seguridad, puesto que no cuentan con un pie de fuerza policial para mejorar las labores de inteligencia. “En el municipio seguimos sin oficinas de agente de campo de la Sijín. No hay acciones en concreto”, dijo.

También manifestó que: “Rechazo tajantemente el homicidio de los tres Policías, quienes no se encontraban prestando sus servicios. También rechazamos la forma tan vil como se puso en riesgo a nuestra ciudadanía, además, señaló que somos muchos más los pailitenses que creemos en que nuestro municipio debe ser un territorio de paz, esperanza y reconstrucción. Creemos profundamente que la seriedad de las investigaciones darán con los responsables de este hecho tan atroz”.

También podría gustarte