Paraguay ‘reza’ por la recuperación de Almirón

El entrenador Eduardo Berizzo había avisado que reservaría hombres contra Uruguay. Quería evitar una baja dolorosa. Resguardó a cinco titulares, pero envió al ruedo a Miguel Almirón. Y la máxima figura albirroja salió tocada y ahora es duda para el duelo de cuartos de la Copa América-2021 contra Perú.

El cronómetro del árbitro brasileño Raphael Claus marcaba 30 minutos y diez segundos cuando el mediapunta del Newcastle de Inglaterra rengueó. De inmediato detuvo la carrera que ejecutaba en la mitad del campo, miró al banquillo y pidió el cambio.

Se tiró a la maltrecha grama del estadio Olímpico Nilton Santos, donde los paraguayos cerraron la fase de grupos con derrota 1-0 ante la Celeste el lunes, y, ya acostado, se cubrió la cara con las manos.

El dolor emanaba de su muslo izquierdo y transformó su rostro, que intentó ocultar con la tela albirroja de su camiseta. «Tranquilo, Miguel», le lanzó Berizzo desde la orilla de la cancha, cuando aún no abandonaba el campo.

Ya en el banquillo, sobre la pista atlética azul del Nilton Santos, en Rio de Janeiro, pareció llorar y su capitán, Gustavo Gómez, uno de los protegidos para el juego ante la Celeste, se acercó a consolarlo.

La tristeza del ’10’, de 27 años, es la de todo un Paraguay preocupado por la baja de su principal jugador para el choque en cuartos de final contra el Perú de Ricardo Gareca el viernes en Goiania.

También podría gustarte