Regreso a clases presenciales, con más dudas que certezas

  El anuncio del Gobierno Distrital sobre el retorno a la presencialidad de los colegios a partir del 15 de julio trajo un conjunto de reacciones, la mayoría de ellas adversas. 

Si bien es imperativo un regreso a clases de manera presencial, dadas las implicaciones en el nivel de aprendizaje, salud mental, seguimiento a la nutrición, maltrato intrafamiliar y falta de conectividad en los hogares; hasta tanto no haya evidencia en la curva de contagios, no es prudente un regreso a clases, dijeron ayer en el Concejo Distrital.

En este sentido, el coadministrador de la ciudad Jorge Yesid Ospino Herrera, lideró un debate en el recinto del Concejo, en el que estuvieron citados la nueva secretaria de Educación, la presidenta del sindicato de educadores, Edumag, la asociación de rectores, Usde, padres de familias y administrativos, a fin de hacer un análisis profundo al tema de educación y el retorno a clases en medio de la pandemia del Covid-19.

Durante el debate, los concejales de la ciudad consideraron que no era pertinente a partir del 15 de julio volver a las actividades escolares, puesto que, las instituciones educativas no están preparadas para esto, no existen los protocolos de bioseguridad, ni las condiciones de infraestructura, así como tampoco las unidades sanitarias que se necesitan.

Entre tanto, el concejal citante Jorge Yesid Ospino, entregó un informe de la situación que encontró en las instituciones educativas con las que hizo verificación de las actuales condiciones en las que se encuentran los colegios oficiales de Santa Marta, aseguró que “de las 214 instituciones que tiene Santa Marta, con una población estudiantil de más de 80.000 mil estudiantes, no están actas para para el retorno presencial”, dijo.

“Estoy seguro que el 70 por ciento de los colegios no está en condiciones de regresar, si bien hay más de 4 mil millones de pesos para apoyar ese regreso, no hay duda que no alcanzan para solventar apoyos a todas las IED, por eso el Gobierno con recursos propios debe entrar a apoyar”. Los recursos servirán para comprar elementos de bioseguridad con miras al retorno anunciado.

Seguidamente, precisó que “tenemos que mostrar los resultados. Debemos aclarar a dónde van a ir las inversiones y cuáles son los planes que nos llevarán al verdadero retorno a clases en tiempos de Covid-19”.

Además, el concejal dijo creer en el proyecto de la instalación de Zonas Wifi que, si bien no funciona en un 100 por ciento, para él en un 70 por ciento de su capacidad, lo considera un proceso serio y que debe contar con un trabajo en equipo, de voluntad política y de apoyo de todos los actores involucrados.

“El desempeño docente en la pandemia ha sido comprometido. Ellos han sido un segundo padre de familia en el confinamiento. La conectividad es una medida efectiva, solo necesitamos más recursos para ello. La conectividad ha salvado la educación en esta época”, dijo

INSTITUCIONES NO APTAS PARA EL REGRESO 

Ante esto, la presidente del sindicato de educadores, Edumag, María Ceballos, señaló que los maestros están listos para el regreso a las aulas, pero que las autoridades nacionales y distritales aún no han implementado a cabalidad los protocolos de bioseguridad para un retorno a clases exitoso.

 “La junta directiva está en la ‘travesía por la vida’. Las encuestas que hemos hecho en los colegios, arroja que el 100% de las instalaciones, no cuentan con protocolos sistemáticos de bioseguridad. Hay que hacer una Comisión Científica.”, dijo María Ceballos.

Por su parte, Walter Díaz, en representación de las Asociaciones Sindicales de Docentes, aseguró que “los establecimientos no tienen las condiciones para que los estudiantes regresen a clase. Tampoco los docentes. No solo se trata de recursos: Esto tiene que ver más con los derechos de los niños y de los funcionarios”.

A su vez, Ludwing Caicedo, representante de Usde, “por cada 200 estudiantes debe haber una persona para el Aseo en los colegios distritales, como mínimo. No podemos continuar permitiendo que nuestros niños y niñas sigan haciendo la limpieza en nuestras aulas. Empecemos a ejecutar”.

Igualmente, de parte de Usde, Jair Padilla, mencionó que el Ministerio de Educación no tiene poder de convocatoria ni las Secretarías (…) quien convoca a asistir a los sitios de trabajo son los rectores, por tanto, recaerá la responsabilidad sobre él en tiempos de Covid-19. Debemos apropiarnos bien de la situación porque es seria”.

Es pertinente, en este punto, tener en cuenta la opinión del médico pediatra Luis Abello, quien manifestó que “sabemos que si los niños regresan al Colegio ellos estarán beneficiados, siempre y cuando las condiciones de infraestructura sean ideales para que exista el distanciamiento y medidas sanitarias competentes”.

REGRESO SERÁ GRADUAL, PROGRESIVO Y SEGURA  

El retorno a las clases presenciales en las instituciones educativas de Santa Marta, a partir del próximo 15 de julio, será de manera gradual, siguiendo las orientaciones de la Alcaldía Distrital, en concordancia con lo estipulado por el Ministerio de Educación Nacional, a través de la Directiva 05, y por las instrucciones impartidas por la Procuraduría General de Nación, por medio de la Directiva 012 de 2021.

Así lo explicó la Secretaria de Educación, Verónica Meléndez Charris, en sesión ordinaria del Concejo de Santa Marta, a la que fue citada para explicar el desarrollo de este proceso en el Distrito.

 “Cuando el Ministerio y la Procuraduría hacen un llamado a los entes territoriales para que se garantice la presencialidad, vamos a hablar de una presencialidad gradual, es decir que los 93 mil estudiantes que hoy tenemos matriculados en el Distrito de Santa Marta no van a retornar plenamente a sus actividades; sino lo harán de manera gradual y progresiva”, indicó la secretaria de Educación.

Durante su disertación ante el cabildo, Verónica Meléndez explicó que la Secretaría de Educación Distrital realizó un diagnóstico con los rectores de las instituciones educativas oficiales, el cual arrojó que 18 de estas retornarían a las clases presenciales a partir del próximo 15 de julio; mientras que el resto tienen consideraciones de infraestructura, de agua potable, de servicios públicos y de otras características.

Agregó que la Alcaldía de Santa Marta busca garantizar el derecho a la vida, a la salud y a la educación mediante una gradualidad progresiva para volver a las clases presenciales, teniendo en cuenta los criterios establecidos en la Resolución 777 de 2021 y la Directiva 05 de 2021 emanada por el MEN.

Igualmente, se debe tener en cuenta el nivel de ocupación de camas UCI y el Índice de Resiliencia Epidemiológica que reporta la Secretaría de Salud Distrital, de acuerdo a sus competencias, para establecer el aforo en las instituciones educativas, el cual puede ser del 25%, del 50% o del 75%.

 “También hay que tener en cuenta las condiciones específicas del territorio, porque, aunque el ente territorial tiene la obligación de cumplir con lo estipulado por el Ministerio de Educación y la Procuraduría General de la Nación, debemos tener en cuenta las diferentes realidades del territorio”, manifestó Meléndez Charris, con referencia al regreso a la normalidad en las instituciones educativas.

Sobre los recursos que fueron asignados al ente territorial a través del Fondo de Mitigación de Emergencias –FOME- anunció que de los 4200 millones de pesos que fueron incorporados al presupuesto Distrital, ya ha sido contratados el 66.3% y que el resto se pueda destinar para contratación de aseadoras que faltan en las instituciones educativas.

De igual manera, solicitó que con recursos del Fondo de Servicios Educativos –FOSE-, y aduciendo el principio de corresponsabilidad, las instituciones educativas satisfagan necesidades en lo que corresponde a baterías sanitarias y adecuaciones menores que no requieren licencia, permisos o trámites.

La Alcaldía de Santa Marta, a través de la Secretaría de Educación, está garantizando la entrega de elementos de protección personal a toda la comunidad educativa, como lo ha ordenado el Ministerio de Educación y la Procuraduría General de la Nación. Así mismo, determinará el plan de acción a seguir y verificará que las instituciones educativas, a través de sus rectores, elaboren sus correspondientes procedimientos para cumplir con las condiciones máximas para el regreso a la presencialidad académica.

También podría gustarte