Habitantes de la Ensenada Olaya Herrera reclaman construcción del parque

El escenario que debería ser para la recreación de los niños, está devastado por el polvo y el abandono que presenta desde hace varios años, pese a que hace más de un año fue anunciada su remodelación.  

El edil de la Localidad 2, Eduardo Jaramillo Noguera, acompañó a la comunidad del barrio la Ensenada Olaya Herrera, para exigir a la Administración Distrital que se cumpla con el parque que les fue prometido.

Para el mes de septiembre del 2019, la Alcaldía de Santa Marta, en cabeza de Rafael Martínez, anunció que el parque de la subida a Taganga, sería uno de los 15 parques que entrarían en remodelación, sin embargo, a la fecha, el escenario continúa en mal estado y en abandono total. El contrato debió ejecutarlo la Unidad Técnica de Amoblamiento Urbano por un valor total de $656.818.736 para intervenir 574.56 metros cuadrados.

A través de un vídeo publicado en sus redes sociales, Eduardo Jaramillo, rechazó que se haya “engañado a la comunidad”, al incumplirles la promesa de tener un parque remodelado y apto para la recreación de niños y niñas del sector.

«Hace más de 1 año y 6 meses fue anunciado con bombos y platillos la construcción de este parque, hoy la realidad nos muestra olvido, desidia y abandono por parte de quienes tienen la responsabilidad, Amoblamiento Urbano y Gerencia de Infraestructura», precisó.

Y es que si bien, el parque ubicado en subida a Taganga, es una de las primeras edificaciones que se ve al entrar a la vía que conduce a la playa, a la fecha, se evidencia que está en completo abandono, que sin duda genera inconformidad en la comunidad.

“La comunidad nos expresó que en octubre del año 2019 (plena época de elecciones) quien fungía como alcalde se acercó a decirles que en el 2020 se los comenzaban a construir; al parecer todo correspondía a un engaño a la comunidad; puesto que casi 2 años después no hay razón de inicio de obra ni por parte de Amoblamiento Urbano, ni de Infraestructura Distrital”, dijo el edil.

Por último, Jaramillo Noguera, señala que los principales perjudicados son los niños del sector que no cuentan con un espacio digno para distraerse y a su vez, se cuestiona ¿qué necesidad tenían de ir a engañar a la gente, anunciándose un parque, si eran conscientes que no iban a hacerlo ni a corto, ni a mediano plazo?

También podría gustarte