La tutela: 30 años de vigencia

Se podría decir, basados en estos datos, que al día se presentan 753. Y precisamente es esa la razón por la que los constitucionalistas coinciden en que «esa cercanía es la mayor legitimidad que se le da a este mecanismo». 

Se cumplen 30 años de la redacción de la Constitución Política de 1991, cuya más importante consigna fue la acción de tutela en su artículo número 86. Desde su entrada en vigor, este recurso ha sido fallado en total 8.134.137 veces, confirmando así su cercanía con los ciudadanos y las garantías que representa en la defensa de los derechos.

«Entre las reformas y contenidos sustantivos logrados con la Constitución de 1991 se encuentra en primer lugar la figura de la tutela, como aquel instrumento jurídico que permite a los ciudadanos reclamar protección y garantía de sus derechos fundamentales violados o en peligro de ser afectados», manifestó el académico y profesor de la Universidad del Norte, Fernando Giraldo.

A su vez Juan Barrera, analista jurídico y presidente de la firma de asesores y consultores Barrera Arias Abogados, aseguró que «la acción de tutela es el mayor avance dentro de la Constitución, porque es el mecanismo creado por y para la protección de la misma Carta Política. El mayor dogma de la Constitución y la institucionalización del derecho ha sido la tutela».

Barrera explicó además que «la protección de la Constitución se da al garantizar los derechos y libertades de las personas; y eso es lo que hace la acción de tutela. Por eso la Constitución tiene una eficacia en sí misma, y no tenemos que acudir a otros procesos largos o instancias diferentes».

¿Cómo se gestó la acción de tutela?  

La constituyente de la Asamblea Nacional, y hoy senadora de la República, Aida Avella, recordó que «la discusión sobre la acción de tutela fue una de las más interesantes en la Comisión Primera, precisamente por el capítulo de la protección y aplicación de los derechos. Era algo que muchísimas constituciones del mundo en ese momento estaban ejecutando».

«Había la necesidad de dejar un mecanismo que hiciera vigente y efectiva la aplicación de los derechos fundamentales. Algunos planteaban que tenía que ser una medida interpuesta por abogados y otros decíamos que podía ser también sin litigantes, dado que si, por ejemplo, alguien ve a un niño ser maltratado, puede ir a advertirlo aún si no lo conoce», añadió.

Por último, la actual presidente de la Unión Patriótica mencionó que «una vez consignado, este artículo quedó como uno de los más visibles en la Constitución. Desde luego se trataba de un capitulo completamente nuevo que no venía anteriormente; fue de los artículos más discutidos y de los puntos que hoy vale la pena rescatar de la Carta Política del 91».

¿Por qué la tutela hace vigente a la Constitución?  

«Con la acción de tutela se han generado nuevos derechos. Estos se van construyendo, van cambiando y mutan a medida que las sociedades avanzan. Por medio de los fallos de jueces y la Corte Constitucional, se han garantizado los derechos a las mujeres en embarazo, a las trabajadoras sexuales y a los presos en centros de reclusión por hacinamiento», indicó el abogado Barrera.

«Cada vez que una persona recurre a la acción de tutela está garantizando sus derechos y le está dando rigor y vigencia a nuestra Constitución».

También planteó que «la relación entre el ciudadano y el Estado cambia. Veníamos de un Estado todo poderoso donde las personas simplemente tenían que acoplarse a las decisiones estatales. Ahora la tutela, como mecanismo de protección de derechos, nos indica que el Estado tiene una capacidad de acción, pero el individuo puede objetarla cuando haya una vulneración de sus derechos fundamentales».

LOS INTENTOS DE REFORMA   

Tal como indicó el profesor Giraldo, la tutela se ha tenido que enfrentar a varias propuestas de modificación. «Este derecho ha sido fuente de controversia y de intentos reiterados para limitarlo o suspenderlo». A pesar de esto, actualmente el artículo 86 se mantiene tal y como fue escrito hace 3 décadas.

«Si la Constitución ha tenido 55 reformas hasta el año pasado, la acción de tutela no se ha escapado de estos intentos de reforma. Aproximadamente han existido 6 intentos muy fuertes para reformarla. Desde 1997 lo han estado buscando, y de ahí en cada Gobierno se ha presentado una reforma a la Justicia, que trae entre líneas una reforma a la acción de tutela», añadió Barrera.

Según el analista, estos proyectos en general buscan limitar en el tiempo la presentación de la tutela, ponerle un término para presentarla. O en segunda medida, que las altas cortes como la Corte Suprema o el Consejo de Estado no conozcan de acciones de tutela, con la finalidad de descongestionar despachos judiciales. «Sin embargo, todas esas reformas en realidad transgreden el espíritu de la tutela».

De acuerdo con cifras de la Corte Constitucional, en Colombia se han fallado 8.134.137 acciones de tutela en estos treinta años. Se podría decir, basados en estos datos, que al día se presentan 753. Y precisamente es esa la razón por la que los constitucionalistas coinciden en que «esa cercanía es la mayor legitimidad que se le da a este mecanismo».

También podría gustarte