Viróloga australiana amenazada por conspiracionistas extremos

La viróloga australiana Danielle Anderson recibió amenazas por parte de algunos conspiracionistas extremos debido a sus comentarios que refutan la teoría de que el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, se fugó de un laboratorio, según medios locales.

Anderson, que tiene una amplia experiencia en la investigación de virus transmitidos por murciélagos, es la única científica extranjera que ha trabajado en el laboratorio BSL-4 de alta seguridad del Instituto de Virología de Wuhan (China).

También formó parte de la pareja de científicos a la que se pidió que examinara las afirmaciones del diario «New York Post» sobre la teoría de la fuga del laboratorio.

Anderson, posteriormente, declaró que dichas afirmaciones eran engañosas, lo que la convirtió en el objetivo de algunos conspiracionistas tan extremos que se vio obligada a llamar a la Policía, informó el 4 de julio el rotativo «Sydney Morning Herald».

La decisión de Facebook, continuó, de eliminar gran cantidad de información errónea sobre la COVID-19 y reemplazarla con material verificado, incluido el de Anderson, enfureció tanto a las páginas web de conspiraciones extremistas que una de ellas llegó a publicar la dirección de correo electrónico de la científica.

Sin embargo, Anderson se mantiene fiel a su creencia de que la COVID-19 tiene un origen natural.
«La razón por la que creo que el escenario en que el virus se ha escapado de un laboratorio es menos probable es que si miramos los últimos 50 años, muchas de las enfermedades y brotes que han ocurrido provienen de animales», detalló, citada por el periódico australiano.

«Mi opinión se basa en las pruebas que tengo frente a mí y en mi experiencia de investigación colectiva. Estoy formada en virología y estoy usando esa formación para tomar mis decisiones, no a un político que diga: ‘Esto es lo que deberíamos pensar'», anotó.

/Colprensa

También podría gustarte