Dinamarca quiere dar la sorpresa

La Inglaterra de Harry Kane recibe en su templo londinense de Wembley, con el respaldo de su hinchada, a la sorprendente Dinamarca, en una segunda semifinal de la Eurocopa en la que los locales parecen claros favoritos.

La selección de los ‘Three Lions’, que nunca se ha coronado campeona de Europa, ha podido ir avanzando en el torneo sin grandes sobresaltos, hasta llegar a esta semana decisiva, en la que tanto las semifinales como la final del domingo 11 tienen lugar en Wembley.

Para ello se ha apoyado en una gran defensa, sin recibir ningún gol, y en un ataque eficaz, con Raheem Sterling y Kane como cómplices.

En su ‘jardín’ de Wembley, donde se esperan unos 60.000 espectadores, los ingleses esperan romper por fin el techo de cristal de las semifinales, en las que cayeron en las Eurocopas de 1968 y 1996. Esa última vez fue también como local, perdiendo en la tanda de penales ante Alemania.

Tras ser semifinalista en el Mundial-2018, Inglaterra confía en que este torneo sirva para añadir a su palmarés un trofeo tras el lejano logrado en el Mundial-1966, también como anfitrión, por la generación de Gordon Banks, Bobby Charlton o Geoffrey Hurst.

Frente a Inglaterra estará una Dinamarca liberada de presión. Tras el golpe anímico y el enorme susto del paro cardíaco sufrido en pleno partido por Christian Eriksen en el inicio del torneo, Dinamarca se repuso a dos derrotas iniciales y ha ido de menos a más en la competición. El décimo equipo en el ranking mundial superó en octavos a Gales (4-0) y en cuartos a la República Checa (2-1).  / AFP

También podría gustarte