Un aniversario de lágrimas y dolor

En el acto de conmemoración del primer aniversario se adelantó una ceremonia eucarística, donde se agradeció a Dios por el resurgir de 29 sobrevivientes.  

Con una ceremonia religiosa en la que hicieron parte las familias y heridos de la tragedia en Tasajera, producto del incendio de un camión cisterna cargado de gasolina, se conmemoró al primer aniversario del siniestro que dejó a su paso 45 muertos.

El evento contó con una ceremonia religiosa, en la que se pidió por la vida de las personas que murieron, por sus familiares, los sobrevivientes y los habitantes en general, para que puedan encontrar paz en sus corazones tras la tragedia que puso a Tasajera, pequeño corregimiento de Puebloviejo, en la memoria de millones de colombianos, quienes hasta el momento lo desconocían.

Seguidamente, realizaron una ceremonia, donde los sobrevivientes encendieron unas velas como símbolo de esperanza.

En la conmemoración estuvieron presentes las familias de los fallecidos y de los 29 sobrevivientes, entre ellos la señora Erenia Paola Carranza Rada, quien perdió en el siniestro a un hermano, el esposo y a su hijo mayor.

LA ENTREGA DE LA CASA

El evento estuvo organizado por el alcalde de Aracataca, Fabián Obispo Borja, también contó con la entrega de una vivienda a la mujer que perdió a tres de sus seres queridos y residía en una vivienda en condiciones precarias.

Las condiciones infrahumanas en la que vive la familia, condujeron a la Fundación Desarrollo Social Para Colombia, a través de su representante legal Katherine Ariza Acosta y al voluntariado de la fundación a iniciar una «Cruzada Humanitaria Para una vivienda digna para la Pancha y su familia” y adoptó a la misma dotándolos de abanicos, camas, colchonetas, calzados, prendas de vestir, alimentos y atención a su hija menor de edad embarazada.

Hoy en la población, se hará entrega este martes 6 de julio de 2021, fecha en la que se cumple un año de la tragedia de una Vivienda en el Barrio Adonay del corregimiento de Tasajera. Esta vivienda digna compuesta por lote de terrero y vivienda, con área de ciento sesenta y nueve puntos noventa y cinco metros cuadrados (169.95m2).

Esta vivienda será el lugar en el cual la familia podrá mejorar la calidad de vida de esa familia.

La fundación gestionó la adquisición, adecuación y optimización de una vivienda digna y se la transferirá en calidad de donación, con el compromiso de que esta sea habitada por ellos, durante un tiempo no inferior a 15 años e igualmente esta no podrá venderse, arrendarse o permutarse.

Así mismo se dejó claro en el contrato de donación que el lote y la vivienda entregada no podrá ser utilizada para acciones que atenten contra las buenas costumbres y la sana convivencia.

También podría gustarte