Medidas de bioseguridad

El retorno a los salones permite que los niños recuperen su socialización con maestros y compañeros en un ambiente seguro para desarrollar otras habilidades fundamentales en su crecimiento, paralelamente al desarrollo cognitivo e intelectual. 

Claves para regreso a clases.

Se sugiere como primera y más importante recomendación que los padres confíen y apoyen a las instituciones educativas que se han preparado para recibir a los niños en la pandemia y apoyarlos a través del cumplimiento de las medidas de cuidado.

Adicionalmente, los padres deben preparar a sus hijos tanto en la prevención del COVID-19, como en aspectos emocionales para facilitar su reincorporación a las aulas.

Las medidas a tener en cuenta son:

Hablar con los niños antes de su regreso presencial y explicarles la importancia de volver a recuperar este espacio.

Enseñarles a tener siempre correctamente puesto el tapabocas y tener uno extra por si requiere cambio. Se recomienda buscar una opción que sea cómoda para los niños, incluso durante las actividades deportivas.

Los niños deben tener a la mano pañuelos desechables y desinfectante de manos con al menos 70% de alcohol.

Garantizar que en el hogar se mantengan las mismas medidas que se impartan en los colegios, para que los niños mantengan el hábito.

En esta etapa los niños deben saber que no pueden tocar su cara o compartir vasos, cubiertos, alimentos o bebidas con otras personas.

Los niños a partir de los doce años deben recibir su vacunación cuando se les asigne según la priorización nacional.

Por otro lado, también indican que es importante que los niños visiten al pediatra y chequeen su esquema de vacunación para cuidarlos de otros virus circundantes y tener certeza real sobre su estado de salud, en particular si no asistieron a controles de crecimiento durante la pandemia.

Asimismo, los padres de familia y tutores deben conocer los síntomas de COVID-19 en niños para que se abstengan de enviarlos al colegio, pues estos varían de los de los adultos.

Si el menor presenta lesiones cutáneas, fatiga, dolor de cabeza, diarrea, fiebre, dolor de garganta y pérdida del apetito, abstenerse de enviar y consultar con el especialista.

A pesar de los temores que pueda generar la expectativa de regreso a los colegios, la experta invita a los padres y tutores a apoyar este proceso, pues el aislamiento ha tenido efectos negativos en la salud y desarrollo de los niños, como la alteración en los hábitos de sueño y alimenticios, irritabilidad, depresión y ansiedad en los mayores de cinco años.

También podría gustarte