Colegios deben respetar decisión de padres de enviar o no a sus hijos y no se pierde beneficio de alimentación

En Colombia arrancó el proceso de retorno gradual y seguro a las instituciones públicas y la normalización de la educación presencial en los colegios.

Bogotá hace parte de las ciudades que cuenta con un gran avance en materia de vacunación de docentes contra la Covid, al igual que en la adecuación de colegios para la prestación del servicio de educación, con medidas de bioseguridad.

Sin embargo, varios padres de familia han expresado preocupación sobre los riesgos de enviar a sus hijos a los colegios en medio de las altas cifras de Covid que se registran en el país y dudas frente a las medidas tomadas para el retorno a los colegios. Los padres de familia aseguran que en algunas instituciones hay desinformación e, incluso, dicen que hay presunta manipulación para obligar a los estudiantes a asistir presencialmente, “irrespetando la decisión de cada familia de enviar o no a sus hijos, teniendo en cuenta las cifras de coronavirus”.

Una de las mayores incógnitas que hay entre varios padres de familia tiene que ver con la obligatoriedad de iniciar presencialidad, lo cual fue aclarado desde la Secretaría de Educación de Bogotá, entidad que advirtió que pese a que todas las garantías de bioseguridad están dadas, las instituciones y sus directivas deben respetar la decisión de los padres que no autoricen enviar sus hijos aún a las aulas.

La Secretaría de Educación detalló que “entre 2020 y 2021, como preparación para el regreso a la presencialidad, el Distrito ha realizado 379 intervenciones a 269 sedes educativas, que incluyen el mejoramiento, arreglo o reemplazo de cubiertas, baterías sanitarias, sistemas hidráulicos, cerramientos, áreas recreativas, redes de aguas lluvias y sanitarias, para garantizar el cumplimiento de medidas de bioseguridad en las instituciones oficiales, como la ventilación, el distanciamiento y el lavado de manos”.

De igual forma la secretaria Edna Bonilla destacó que “serán las madres, los padres y los cuidadores quienes decidan si sus hijas e hijos regresan a la presencialidad, a través del consentimiento informado”. Sin embargo, recordó que Colombia es el segundo país que más días ha tenido sus colegios cerrados y las condiciones para el regreso seguro en Bogotá están para que las niñas, niños y jóvenes vuelvan a las aulas.

También dijo que en los colegios donde no se pueda garantizar 1 metro de distanciamiento físico, o aquellos que sean positivos para Covid – 19 o que afronten una situación epidemiológica, seguirá aplicando el modelo de virtualidad.

“Para estos casos, cada colegio tendrá que facilitar alternativas previstas dentro de la estrategia multiplataforma y multiformato ‘Aprende en casa’ para que el estudiante pueda continuar con su proceso pedagógico de manera remota”.

Y aunque se recordó que no se puede obligar a los padres para la asistencia presencial de los estudiantes, desde la Secretaría de Educación del Distrito se insistió en la invitación a las y los estudiantes de los diferentes niveles educativos de la ciudad para que regresen a la presencialidad.

Las instituciones garantizarán de igual forma el modelo educativo en casa, principalmente, para estudiante que afronten las siguientes tres situaciones excepcionales:

  1. Cuando el aforo o capacidad del aula/grupo no permita garantizar un (1) metro de distanciamiento físico de niñas, niños y jóvenes.
  2. Cuando la entidad territorial o la institución educativa afronte una situación epidemiológica que amerite la suspensión temporal y provisional de las actividades académicas presenciales
  3. Por razones de salud del estudiante con ocasión de la pandemia. Para esto, la familia debe manifestar la imposibilidad para el retorno a las clases presenciales por el tiempo estrictamente requerido.

¿Beneficio de alimentación escolar se pierde?

Sobre el tema de alimentación escolar que se ofrece a los estudiantes de colegios públicos, la Secretaría de Educación aclaró que no se ha dicho que se le vaya a negar o a quitar este derecho a los estudiantes que no asistan presencialmente; sin embargo, aclaró que con el paso de los meses se normalizará la entrega de comida caliente y/o refrigerios escolares directamente en las instituciones, lo cual en la actualidad aplica a través de bonos de supermercado.

“Mientras se establecen las condiciones para retomar los servicios de comida caliente y/o refrigerios escolares durante la jornada académica, las niñas, niños y jóvenes continuarán recibiendo el bono y la canasta alimentaria, modalidades transitorias que se implementaron durante la pandemia”, explicó la secretaria de Educación.

“Asimismo, el bono y la canasta alimentaria, modalidades transitorias que se implementaron durante la pandemia, serán entregados en el mes de julio”, se detalló.

Durante la segunda semana de julio, la Dirección de Bienestar Estudiantil coordinará con cada una de las instituciones educativas el proceso de reapertura de la operación de los comedores escolares o el servicio de entrega de refrigerios escolares, a partir de los protocolos establecidos y definidos por la Secretaría de Educación del Distrito.

¿Cómo se movilizarán los estudiantes al colegio? 

En lo que tiene que ver con movilidad escolar, los estudiantes que lo requieran podrán continuar recibiendo beneficios como ruta escolar, subsidio de transporte, o hacer parte de los programas de ‘Al colegio en bici’ y ‘Ciempiés’.

Los beneficiarios de las cuatro modalidades del Programa de Movilidad Escolar estarán activas en la presencialidad y contarán con las medidas de bioseguridad, conforme a la normatividad recientemente expedida por el Ministerio de Salud y Protección Social.

Fuente: LA FM

 

También podría gustarte