Policía busca al asesino de trabajador en finca

Los testigos dijeron, que hasta el lugar llegaron dos hombres en una motocicleta cuyo parrillero sacó una pistola calibre nueve milímetros con la que, luego de ubicarlo le propinó los impactos de bala que acabaron con su vida. 

Los sujetos participaron en el hecho de sangre y minutos después acabaron con la vida de Javier Jonis Candanoza González, de 49 años de edad, en medio de un acto criminal donde le propinaron varios impactos de bala que le quitaron la vida de forma instantánea, está siendo buscado por las unidades policiales de la Policía Metropolitana de Santa Marta, a fin de que responda ante la justicia por los hechos ocurridos.

Según la Policía, están tras los pasos del victimario, “Ya estamos adelantando todas las investigaciones por este hecho ocurrido, que lamentablemente se genera en horas de la madrugada, en esta zona de la jurisdicción que se ha visto afectada por hechos delictivos en los últimos días. Por lo anterior, hemos recomendado a testigos y la comunidad entregar información que permita el esclarecimiento de este homicidio”, indicó una fuente policial luego de ser interrogado por este hecho de sangre en la segunda capital del Magdalena.

De igual modo, el personal de la Seccional de Inteligencia Policial (Sipol) en coordinación con hombres de la Sijín, se encuentran haciendo las respectivas investigaciones de vecindario para dar con la pronta ubicación y captura de los responsables, de quien no se conoce información desde la madrugada del miércoles tras cometer el homicidio.

Sobre la víctima se supo que era natural de la ciudad de Maicao y residente en el barrio El Faro, de ocupación oficios varios, en una finca de razón social El Manantial ubicada en la Zona Bananera, Magdalena. Además que esta persona se hallaba tomando tragos desde hacía varios días en compañía de varios amigos.

El suceso criminal se produjo en una vivienda ubicada en la Calle 18C No. 40-46 del barrio La Esperanza, cuando la víctima se movilizaba por el sector, y en ese momento fue sorprendida por los individuos a bordo de una moto, uno de estos le disparó en repetidas ocasiones, dejándolo sin vida sobre la calle polvorienta.

El cuerpo registraba dos impactos de bala en su humanidad; uno en la cabeza con orificio de entrada y salida, los cuales serían el causante de su muerte y el otro en la mano izquierda, quedó tendido a pocas cuadras de su vivienda.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística, realizaron la inspección técnica y el levantamiento del cadáver, el cual fue trasladado hasta la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Ciénaga, donde fue retirado por sus familiares que le darán cristiana sepultura.

También podría gustarte