Jornadas de salud y brigada de alimentación a los damnificados

 La maquinaria de la Gobernación del Magdalena, a través de la Unidad de Gestión del Riesgo, adelanta también el dragado del río Sevilla.  

Luego de la emergencia y ante las 5.576 personas que fueron afectadas, el gobernador Carlos Caicedo dispuso de todo su equipo institucional con la intención de socorrer a la ciudadanía.

Con el objetivo de contrarrestar y auxiliar a las personas damnificadas por el desbordamiento del rio Sevilla, en el municipio Zona Bananera, el gobernador Carlos Eduardo Caicedo ordenó que siga atendiendo la emergencia que dejaron las inundaciones en los corregimientos de Guacamayal y Riofrío.

El mandatario de los magdalenenses inició la entrega de los alimentos preparados y ollas comunitarias a toda la población afectada a través de la oficina de Programas de Alimentación. El gobierno del Cambio también coordinó con la Alcaldía, el Hospital Municipal y las EPS del territorio cuatro brigadas de salud con las que buscan atender directa y especialmente a la ciudadanía damnificada.

La población agradeció el apoyo y la oportuna reacción de la Gobernación del Magdalena, toda vez que las acciones y trabajos se están efectuado de forma inmediata en beneficio de la comunidad.

También se tiene previsto realizar una jornada de recolección de inservibles y de fumigación el 14 de julio para evitar la proliferación de enfermedades.

LA MAQUINARIA  

A través de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres Departamental, liderada por Jaime Avendaño, se realizan intervenciones en los 10 puntos críticos del afluente con un total de 7 retroexcavadoras, maquinaria amarilla especializada con la que se busca prevenir nuevos desbordamientos.

En días pasados, el sector de San José está trabajando con una retroexcavadora en uno de los puntos críticos del río Sevilla para construir un dique que prevenga nuevas inundaciones. Además, se va a trasladar al municipio otra retroexcavadora, un vibrocompactador y un carro tanque para intervenir los otros puntos críticos.

También podría gustarte