Sicario por poco mata a artesano

La madre del herido, denunció a las afueras del Hospital Julio Méndez Barreneche, que su hijo fue víctima del ‘paseo de la muerte’ en las clínicas de Santa Marta. La intervención de la Policía permitió que fuera recibido en el hospital de la ciudad. 

En un hecho que es materia de investigación por parte de los peritos judiciales de la Policía Metropolitana de Santa Marta, un hombre resultó gravemente herido tras ser atentado a bala la noche del sábado en el norte de esta capital. El pistolero logró huir con su cómplice sin dejar rastros.

Según las autoridades, este fue identificado preliminarmente como Carlos Manuel Villarreal Anchila, de 41 años de edad, conocido popularmente como ‘El Ñato’ o ‘Carlitos’, y quien labora comercializando artesanías en este mismo sector donde fue baleado por desconocidos. El afectado permanece en delicado estado de salud en el hospital central de la ciudad, luego de haber recorrido cuatro clínicas.

De acuerdo al reporte entregado por uniformados de Policía, el ataque sicarial se registró alrededor de las 9:20 de la noche, en la vía que de Santa Marta conduce al corregimiento de Taganga, exactamente en el mirador de este sector.

Se conoció que ‘El Ñato’ se transportaba en una motocicleta junto a su compañera sentimental y sus dos hijos menores, y llegaban a descansar a su vivienda, momento que aprovecharon dos sujetos en un vehículo similar para abordarlo y dispararle en repetidas oportunidades, impactándolo a la altura de la cabeza.

El cuerpo del afectado quedó tendido sobre el suelo, y posteriormente los agresores huyeron con rumbo hacia Santa Marta, una vez perpetraron el ataque.

Tras quedar malherido, fue auxiliado por vecinos y familiares, y luego trasladado en un vehículo hasta la sala de urgencias de la clínica Mar Caribe, donde no pudo ser recibido, por lo que fue llevado a la clínica La Milagrosa, lugar en el que no fue recibido por razones desconocidas. Rápidamente, fue llevado a Avidanti y seguidamente a la clínica El Prado, al parecer porque no había camas UCI disponibles.

Finalmente, fue llevado alrededor de las 10:30 de la noche al hospital Julio Méndez Barreneche, donde las unidades de la Policía Metropolitana de Santa Marta que atendieron el caso, intervinieron para que el afectado recibiera la atención médica que requería. Allí fue sometido a una intervención quirúrgica para extraerle los proyectiles en la cabeza, y permanece bajo estricta observación de los especialistas debatiéndose entre la vida y la muerte.

Alba Luz Obredor Anchila, madre de Carlos Manuel Villarreal, herido de un tiro en la cabeza en el mirador de Taganga, denunció a las afueras del hospital central, que su hijo fue víctima del ‘paseo de la muerta’ en las clínicas de Santa Marta. “yo denuncio a todas las clínicas donde llevaron a mi hijo que me lo rechazaron. Si mi hijo se llega a morir yo los responsabilizo y les echo culpa  a las clínicas que no lo recibieron porque no había camas UCI y cirujano. Le doy gracias a la Policía Nacional que me ayudó a que lo trasladaran para el hospital central”, declaró la adulta.

Por su parte, peritos judiciales de la Seccional de Investigación Criminal de la Sipol, se trasladaron hasta el lugar del hecho para iniciar las respectivas labores de vecindario que permitan determinar los móviles del atentado, además de la verificación de posibles cámaras de seguridad instaladas en el sector donde se logre obtener datos o pistas claves para la investigación.

También podría gustarte