Clínica Cehoca entregó muerta a menor que entró con vómito y mareo

La menor perdió la vida en horas de la tarde del domingo, y según el dictamen médico, su deceso se produjo por peritonitis, pancreatitis y por problemas en su hígado. 

Nuevamente el Centros Hospitalarios del Caribe S.A.S. (Cehoca) se ve envuelta en un escándalo que la pone en el ojo del huracán. Una familia denuncia que uno de sus miembros murió por negligencia de los profesionales de la salud que integran este centro asistencial.

De acuerdo a lo manifestado por Sara Vega, pariente de la víctima, quien fue identificada como Neyla Alejandra Ballesteros Barreros de 15 años de edad, los hechos ocurrieron en horas de la tarde del domingo después que la menor presentara vómitos y mareos.

La denunciante indicó que la adolescente fue trasladada a las 9:00 de la mañana hasta el mencionado centro asistencial para que los galenos de turno trataran sus malestares, sin embargo aseguran que no recibió la atención requerida. “Ella llegó, la acostaron en una camilla y le pusieron suero”, afirmó.

 “Era una niña que no podía hacer sus necesidades con normalidad, era estítica. Cuando estaba en la clínica fue dos veces al baño y ensució poco. Los médicos nos decían que tenía deshidratación y en ocho horas le pusieron más de 10 sueros; nunca imaginamos que la entregarían muerta”, contó Sara Vega.

La menor de 15 años fue sometida a unos exámenes Rayos X pero los resultados no fueron entregados a sus familiares. “Ella se desmayó dos veces y no le hicieron la ecografía que necesitaba porque no tenían ecógrafo los domingos. Luego nos dicen que la pasarán a UCI por falta de camillas”, agregó la denunciante.

Sara Vega afirmó que el fatal desenlace se dio por presunta negligencia médica, pues los resultados de la necropsia adelantada por médicos forenses de la morgue Medicina Legal dan cuenta que el cuerpo de la menor estaba cubierto de líquido. “A Neyla le aplicaron 11 sueros a chorro y ella no estaba drenando”, contó.

La adolescente perdió la vida a las 5:00 de la tarde del domingo, y según el dictamen médico, su deceso se produjo por peritonitis, pancreatitis y por problemas en su hígado. “En la clínica nos dieron estas tres hipótesis, sin embargo los resultados de la necropsia señalan que no tenía ningún órgano comprometido”, puntualizó la pariente.

La familia de Neyla Ballesteros adelantó los procesos correspondientes y en las próximas horas interpondrán una demanda contra el centro asistencial.

También podría gustarte