Como ‘héroes’ fue recibida la selección italiana

La selección de Italia, coronada campeona de Europa en Londres, regresó triunfalmente la madrugada de este lunes a Roma, con su capitán Giorgio Chiellini, luciendo con orgullo la copa y una corona ante cientos de aficionados que acudieron al aeropuerto a recibirla. 

El lateral Leonardo Spinazzola, considerado el héroe desafortunado de esta edición después de haber sufrido una lesión al tendón de Aquiles ante Bélgica en los cuartos de final, saltó los escalones del avión de Alitalia y cruzó la pista con muletas entre los vítores de los medios de comunicación y del personal del aeropuerto que tomaba fotografías. 

«Es el símbolo de esta selección, unida, fuerte y solidaria», comentó Luca, entre los hinchas que esperaron a los jugadores en el aeropuerto.

Los ‘Azzurri’ se dirigieron luego al céntrico hotel Parco dei Principi para descansar unas horas, antes de ser recibidos por el presidente de Italia, Sergio Mattarella, de 79 años, quien asistió en el estadio de Wembley a la emocionante final, ganada con una tanda de penales contra Inglaterra.

Por su parte, el primer ministro, Mario Draghi, rompió su tradicional sobriedad, para hacerse un selfie con la selección triunfadora en el aeropuerto.

Los titulares de los periódicos celebraban a toda página el triunfo de una selección que fue conquistando al país con su perfecta combinación de jóvenes y veteranos y un juego vistoso.

«¡Mira, mamá! ¡Mira!», gritó eufórico el lateral Alessandro Florenzi frente a las cámaras de televisión de medio mundo desde la cancha al mostrar la medalla de campeón, un video que se volvió viral en Twitter. / AFP

También podría gustarte