¡Abajo el comunismo!

Agitando banderas cubanas y estadounidenses y gritando «¡Patria o Vida!», miles de cubanos protestaron en Miami y Washington DC en apoyo de las históricas protestas antigubernamentales en la isla comunista, que esperan auguren grandes cambios. 

«Este es el momento, no hay otro, y esta la definición total de que se va a caer el comunismo. Apoyo 100% a Patria y Vida; ¡abajo el comunismo!», dijo a la AFP el cubano Humberto Ponce Díaz en la movilización del domingo en Miami, frente al emblemático Café Versailles del barrio cubano Pequeña Habana, que comenzó como una caravana de automóviles.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, participó en la protesta que según la prensa local congregó a más de 5.000 personas, y urgió incluso a Estados Unidos a intervenir.

«¡Sesenta años de comunismo, crueldad y opresión no pueden durar más!», escribió en su cuenta de Twitter tras denunciar la represión de los manifestantes en la isla por parte de la policía cubana, que golpeó y detuvo a numerosos manifestantes.

«Imploramos a Estados Unidos a que tome acción mientras manifestamos pacíficamente en las calles de Miami», escribió.

«¡Patria y vida!», coreaban los manifestantes, muchos de ellos vistiendo camisetas con esa leyenda, un nuevo grito de batalla en la oposición al gobierno, nacido del video musical que se tornó viral y que modificó el eslogan oficial «Patria o muerte».

Hartos de la crisis económica que agravó la escasez de alimentos y medicinas y obligó al gobierno a racionar la electricidad, así como de la explosión de casos del coronavirus, miles de cubanos salieron a las calles el domingo en decenas de ciudades y pueblos, al grito de «Tenemos hambre», «Libertad» y «Abajo la dictadura».

Esta fue la primera movilización popular contra el gobierno a nivel nacional desde la revolución de 1959 que llevó a Fidel Castro al poder. Las únicas concentraciones autorizadas en Cuba suelen ser las del Partido Comunista (PCC-único).

Aunque el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, reconoció la «insatisfacción» de algunos cubanos también acusó a Washington de querer provocar «estallidos sociales» en Cuba y dio a los revolucionarios una «orden de combate» para hacer frente a los manifestantes.

«Florida apoya al pueblo de Cuba que sale a las calles contra el tiránico régimen en La Habana», indicó el gobernador del estado, Ron DeSantis, en su cuenta Twitter.

«¡Hoy, el pueblo cubano dijo basta ya! Como cubana-americana me enorgullece unirme a esas voces, que a lo largo del país, piden libertad y democracia», tuiteó por su lado la gobernadora adjunta Jeanette Núñez, que asistió a la protesta en Miami.

AFP

También podría gustarte