Tributaria desmontará beneficios otorgados a las empresas en 2019

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, aseguró que con la nueva reforma tributaria que presentará el Gobierno ante el Congreso de la República el próximo 20 de julio, se esperan recaudar 15 billones de pesos. Confirmó que el nuevo texto desmontará algunos de los beneficios otorgados a las empresas en la reforma de 2019. 

 “Creo que esta debería ser una iniciativa del orden de 14 a 15 billones de pesos y con esos recursos el grueso de los mismos debe ser ingresos permanentes. Vamos a tener una reunión en el día de mañana (martes), para presentar las grandes líneas que será presentado al Congreso al inicio de la legislatura”.

Restrepo explicó que “esta será una reforma que contempla la financiación de los programas sociales y la sostenibilidad de las finanzas públicas a mediano plazo, como lo expresamos en el marco fiscal de mediano plazo; esto permite reducir el déficit fiscal, retornar un superávit primario y reducir la deuda pública hasta el orden del 60 %. Además, señalamos que debe haber un esfuerzo del gobierno siguiente del orden de una tercera parte de lo que aquí se contempla”, dijo Restrepo.

El jefe de la cartera señaló que el gobierno terminó la quinta rueda regional de construcción de consensos que se ha venido trabajando con distintas regiones del país, “compartiendo con beneficiarios de programas sociales, estudiantes universitarios, alcaldes, gobernadores, gremios y actores de cada una de las regiones sobre cuáles eran los elementos necesarios para construir consensos. En Cali llegamos al cierre de estas giras que se complementan con los foros virtuales que se hicieron con las comisiones económicas del Congreso donde participaron actores sociales, exministros de estado, e iglesias, y la participación de miles de ciudadanos”.

Según dijo, el nuevo proyecto tiene como centro de atención “un propósito social, es la posibilidad de extender programas como ingreso solidario, incentivos para crear empleo para los jóvenes y quienes perdieron su empleo en la pandemia, además tiene como centro de atención en lo social el apoyo a la micro y pequeña empresa con subsidios a la nómina de carácter temporal y contar con un proyecto de Estado para garantizar la matrícula 0 para los más vulnerables en instituciones de educación oficiales”.

El ministro reveló que como fuentes de financiación el proyecto tiene que incorporar austeridad en el gasto público, “y la lucha contra la evasión, con nuevos instrumentos. Con esto esperamos se pueda recoger el 40 % de esta iniciativa. El otro 60 %, acudiendo a ese consenso con los sectores empresariales, la Andi y los consejos gremiales, se está considerando aplazar algunos de los beneficios que se tenían en la ley de crecimiento del 2019 y con esto responder a un propósito social, de protección de las finanzas públicas y de crecimiento económico”.

Los partidos políticos aún no han expresado su posición sobre el nuevo texto, sin embargo, la directora del Partido de la Unidad, Dilian Francisca Toro, señaló que entiende que la situación económica del país requiere de fuentes que financien una Reforma Fiscal, pero considera que deben ser los ricos y las empresas que más tengan recursos, quienes deben pagarla.

 “Esta reforma debe estar encaminada para que paguen los que más tienen; por eso, se debe mantener el impuesto al patrimonio mínimo hasta el año 2026, extendiéndolo a personas jurídicas y aumentar la sobretasa a las entidades financieras para poder garantizar la red de protección social de los más pobres, incluyendo a las mujeres cuidadoras dentro del ingreso solidario”, dijo la líder.

Agregó que, el Estado deberá incentivar a las medianas y pequeñas empresas para reactivar la economía. Deberá asumir la seguridad social de jóvenes y mujeres para que las empresas los incorporen nuevamente al mercado laboral, por ser los grupos más afectados en esta pandemia./Colprensa 

También podría gustarte