Los ‘peros’ de la Coalición de la Esperanza a la reforma tributaria

Como una reforma insuficiente que no alcanzará a tapar todas las necesidades sociales de los colombianos más pobres, calificó éste jueves la Coalición de la Esperanza el proyecto de ley de la reforma tributaria que radicará la otra semana el gobierno nacional en el Congreso de la República.

La Coalición de la Esperanza, liderada por Sergio Fajardo, Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo, Jorge Enrique Robledo y Juan Manuel Galán, señalan en un comunicado al respecto que “queda claro que la propuesta del Gobierno, si bien refleja cierta responsabilidad fiscal, no es la verdadera reforma fiscal estructural que necesita el país”.

Estiman que “el déficit fiscal estructural no se ve afectado, no se aborda el problema de la falta de progresividad de la estructura tributaria, los esfuerzos de austeridad se dejan para después de 2022, y los esfuerzos que se van a hacer en materia de subsidios no son suficientes para paliar los problemas sociales que se enfrentan, en particular el principal drama de la ciudadanía, que es la falta de empleo de calidad”.

Destacan que esta reforma o “Proyecto de Inversión Social”, como la llama el gobierno, recogió los efectos de la movilización social que llevó a frenar la intención del presidente Iván Duque de hacer tributar de manera regresiva a la clase media y a los más pobres de la sociedad, “hay que reivindicar que el gobierno tuvo que escuchar el clamor ciudadano”.

Finalmente indican que “el gobierno, incluso, recogió algunos de los planteamientos que la Coalición había hecho previamente sobre la materia. Se confirmó que los beneficios que la reforma tributaria de 2019 otorgó a las empresas eran exagerados, particularmente los referentes a la disminución del impuesto a la renta y la devolución del ICA, aunque quedaros otros, como la devolución del IVA o la exención del IVA a los bienes de capital. Preocupa que la propuesta del Gobierno no haga la elemental justicia de distinguir entre las grandes empresas, por una parte, y las pequeñas y medianas, por la otra. A estas últimas no se les debería aumentar el impuesto de renta”.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte