Ex magistrada será indemnizada por maltrato de colegas del Consejo de Estado

El Juzgado 31 Administrativo oral de Bogotá condenó a la Nación y ordenó indemnizar a la exmagistrada del Consejo de Estado, Stella Conto Díaz del Castillo, por el ataque verbal y en razón de género que sufrió en 2013 cuando era magistrada de este Tribunal.

Los hechos que tienen relación con esta decisión ocurrieron el 12 de julio de 2013 cuando la togada fue citada a una sesión de sala por haber dado una entrevista el día anterior a un medio de comunicación nacional en la que explicó su decisión de hacer un salvamento de voto frente al rechazo de un impedimento que presentó el entonces magistrado Mauricio Fajardo en una demanda por pérdida de investidura contra doce congresistas. Otros dos magistrados habían salvado también su voto.

Sin embargo en esta sesión, que no fue grabada, Conto fue fuertemente reprochada por haber salido a medios a hablar sobre el tema, y recibió, de acuerdo con el fallo, fuertes maltratos verbales.

Maltratos que fueron catalogados por el Juzgado como: ”humillantes y desobligantes por más de seis años, que afectaron el entorno familiar y social de la exmagistrada”.

Añade el fallo que esta sesión se realizó “para cercenarle sus derechos como par en dicha Corporación, con la intención inequívoca de limitar a puerta cerrada, su derecho a divulgar sus salvamentos de voto” y agrega que en las Altas Cortes, no pueden existir ésta clase de reuniones de Sala.

Dice también este fallo que solo se cuestionó el salvamento de voto de la exmagistrada Cote y no el de los demás. “Hasta el punto de pedirle que agradeciera su nombramiento como Consejera de Estado, algo inaceptable en este tipo de amonestaciones que lo único que dejan es, tristeza, dolor, desconsuelo, indignidad, humillación, lo cual no puede ser aceptado desde ningún punto de vista”.

Por esta razón, concluye el Juzgado, quedó evidenciado que la convocatoria se hizo para atacar a la doctora Conto Díaz: “lo cual refleja plenamente la discriminación recibida por su condición de mujer, violando sus derechos como mujer, causándole un daño psicológico grave, al ver como violaban sus derechos de manera reiterada como representante de la Alta Corporación”.

Bogotá (Colprensa)

También podría gustarte