Un grito por las personas trans asesinadas en Colombia

El viernes en la capital del país cientos de personas pertenecientes a la comunidad Trans salieron a las calles para alzar la voz y defender sus derechos. Por medio del arte, la música y la palabra, enviaron un mensaje contundente: respeto por la vida.

La movilización ‘Yo Marcho Trans’, convocada por la Red Comunitaria Trans, tuvo el objetivo de visibilizar la lucha de esta población para hacer respetar sus vidas, puesto que 19 mujeres trans han sido asesinadas en lo que va del 2021, de acuerdo con cifras de esta organización de base comunitaria que trabaja por los derechos humanos de las personas transexuales.

“Debido al Covid-19 y al Paro Nacional en Colombia, las personas trans estamos pasando por una situación de violencia y de criminalización de nuestros cuerpos. El Gobierno Nacional no ha brindado garantías para que las personas trans podamos estar en un lugar seguro”, afirmó Johana Pérez Rincón, integrante de La Red Comunitaria Trans.

En Bogotá, como cada año, muchas personas se dieron cita en el barrio Santa Fe (calle 21 con Caracas), lugar tradicional de resistencia de la comunidad, para buscar llamar a la acción para que paren los abusos.

“Es la forma como manifestamos nuestros derechos, nuestras vulnerabilidades, los atropellos que vivimos a diario. Por ejemplo, una de las grandes violaciones que nosotras las mujeres trans sufrimos es la violencia policial”, es el testimonio de otra de las integrantes de la comunidad con el que se convocó por redes a la movilización.

Y es que según cifras, ser transexual en Colombia perecer es una sentencia de muerte. Pues, la Fundación Grupo de Acción y Apoyo a personas Trans, GAAT, reveló que durante el 2020 fueron asesinadas 32 personas Trans y en lo corrido del 2021 van 25 personas.

Una de las razones que causan la violencia y la criminalización contra las personas Trans son las representaciones sociales que hay acerca de las identidades diversas.

“La mayoría son representaciones sociales muy negativas para nosotros y eso a través del estigma y la discriminación conducen a la aniquilación de nuestras experiencias y de nuestras identidades no solo es espacios físicos sino también es espacios de participación”, dice Danne Aro Belmont, Directora Ejecutiva de la Fundación GAAT.

A nivel regional el Caribe, el Valle del Cauca, Bogotá y Valle del Cauca son las zonas donde más reportes de asesinatos a personas trans se registran.

Además, después de más de un año de pandemia, la fundación también ha evidenciado el retroceso en varios temas relacionados a la comunidad trans en Colombia como la falta de atención oportuno en el sistema de salud.

“La pandemia genera escenarios como el que vivió Alejandra Monocuco, una integrante de la Red Comunitaria Trans que en razón de toda esta falta de atención, de discriminaciones, en razón de ser una persona trans que vivía con VIH se tradujo en su muerte”, narró Danne Aro Belmont.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte