Cormagdalena pide evacuar a los vecinos cerca del Ferry

Las recomendaciones buscan que el dique de control de inundaciones cumpla con el objetivo de proteger de inundaciones.   

Tras una visita de inspección a la zona erosionada en Salamina por los efectos del río Magdalena, Cormagdalena hizo una serie de recomendaciones a la Unidad de Gestión, a la Gobernación del Magdalena y a las alcaldías de Salamina y El Piñón, sobre la necesidad de evacuar los asentamientos ubicados en la zona del ferri.

Frente a este tema, la viceministra de Infraestructura, Olga Lucía Ramírez recalcó que el sector transporte, en cabeza del Ministerio y con sus entidades adscritas, desde el momento cero de la emergencia en Salamina ha hecho presencia en el territorio y ha tomado las medidas de manera oportuna e integral.

Es así como desde Invias se avanzó con los convenios requeridos para los estudios y mantenimiento de la vía alterna que hoy es una realidad.

Agregó que “igualmente, desde Cormagdalena se avanza en la coordinación del Plan Maestro junto con el apoyo técnico requerido para los trabajos de protección de orilla”.

Como primera medida, ingenieros y técnicos de la Corporación del Río Grande de la Magdalena conceptúan que para lograr que el dique de control de inundaciones cumpla con su objetivo se requiere que tenga una longitud mayor, de esta manera se protege todo el sector de la emergencia y no solo puntos específicos.

En cuanto a las especificaciones y recomendaciones, Bladimir Salcedo, director del Centro de Investigación de Cormagdalena, CIIC, dijo: “se recomienda realizar la construcción del dique de control de inundaciones contemplando un núcleo de arcilla, así como unos anchos y unas alturas competentes a la acción del rio Magdalena”, asegura.

“Le hemos recomendado a todas las entidades que tienen a su cargo la ejecución de los planes de riesgo, que la cota debe superar las elevaciones máximas registradas por el río en el sector bajo erosión. De la misma manera, se requiere hacer un reemplazo del material del terreno a fin de contemplar una uniformidad del suelo, del dique y del terreno”, anota el ingeniero Salcedo, resaltando igualmente la importancia de respaldar con análisis geotécnico todas las acciones que se adelantan.

El funcionario de Cormagdalena recalca sobre la necesidad inmediata de evacuar a las personas y asentamientos ubicados en el sector del Ferri.

“Todas estas recomendaciones las hacemos con el fin de aportar a las soluciones estructuradas que requiere esta problemática”.

Invías precisó también que se ha dispuesto desde un inicio toda la capacidad técnica y operativa para atender la emergencia generada en el corredor Salamina – El Piñón, a la altura del kilómetro 99. En esta zona se ha generado la pérdida de banca debido a la socavación causada por el río Magdalena. Ante esta emergencia, la entidad habilitó la vía alterna entre Palmarito y el colegio de Salamina, tramo para el cual se adjudicaron las obras de mejoramiento y mantenimiento por un valor cercano a los $1.100 millones.

Para atender la emergencia en esta vía el Gobierno nacional lidera un plan maestro en el que participan Cormagdalena, la Unidad Nacional para la Gestión del riesgo (UNGRD), Invías y la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI). La SCI entregó en marzo pasado un estudio en el que se presentaron cuatro opciones para dar solución a la problemática generada por la erosión. La alternativa escogida busca separar la vía de la orilla del río Magdalena cerca de un kilómetro y conectarla de nuevo en la zona del ferri.

También podría gustarte