Balnearios no tienen suficientes rescatistas para las emergencias

Los operadores de turismo denuncia poca presencia de salvavidas en las playas y una ausencia de ambulancias, lo cual aumenta los riesgos para los bañistas. 

Una delicada problemática se viene presentando en los diferentes balnearios de la ciudad, por la poca presencia de rescatistas que presten los primeros auxilios a samarios y turistas.

La falta de un convenio interinstitucional que permita garantizar una atención integral entre la Alcaldía Distrital y los organismos de socorro dejan a la suerte los bañistas que llegan a disfrutar de los sitios turísticos más visitados en la ciudad.

POCO PERSONAL 

El sargento Sergio Imitola, jefe operativo de los Bomberos de la ciudad, puntualizó que el convenio firmado con la alcaldía no estipula transporte de pacientes, solo rescate acuático y primeros auxilios en el sitio, “cuando se presenta una emergencia mayor que requiera traslado del paciente, nosotros como cuerpo de Bomberos hacemos el llamado a la CRUE para que envíe la ambulancia”.

Seguidamente, Imitola, precisó que actualmente sólo en 3 balnearios, Taganga, La Bahía y El Rodadero es donde prestan los primeros auxilios de salvavidas, “en las playas de Taganga tenemos cuatro unidades, 3 rescatistas y 1 atención prehospitalaria (APH); en la Bahía son tres unidades, 2 rescatistas y 1 APH; mientras que en El Rodadero tenemos 7 unidades prestando el servicio de salvavidas”.  Además, señaló que el tema de la ambulancia le compete al Distrito.

Imitola, agregó que en las tres playas El Rodadero, Taganga y la Bahía, cuentan con una camilla y además existe un profesional en enfermería contratado por la institución bomberil, cumpliendo con la naturaleza del convenio.

FINES DE SEMANA 

Otro de los aspectos que resulta preocupante, es que, en Santa Marta, además de haber poca o casi nula presencia de rescatistas en las 16 playas turísticas, el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta y los Guardianes del Turismo hacen presencia en 3 de estas los fines de semana.

“El Cuerpo de Bomberos los fines de semana tienen una carpa instalada en 3 balnearios, Taganga, La Bahía y El Rodadero en donde prestan los primeros auxilios de salvavidas, los guardianes de turismo también están capacitados para brindar apoyo”, manifestó Agudelo.

CASO RESIENTE 

Uno de los casos más recientes se presentó en El Rodadero, cuando la señora Gladis de Jesús Morales, una mujer de 75 años natural de Medellín, puso en evidencia el escenario de las playas de Santa Marta en materia de primeros auxilios.

Morales por poco muere mientras disfrutaba de un baño, pero gracias a la acción de salvavidas del Cuerpo de Bomberos, con la ayuda de miembros de la comunidad, la historia no tuvo un final trágico.

Sin embargo, además del rescatista y una camilla, no hubo un profesional de la salud que atendiera a la adulta mayor y, lo más cuestionable, no había en qué transportarla al centro asistencial más cercano.

LAS EMERGENCIAS MÁS ATENDIDAS 

Teniendo en cuenta que, en la capital del Magdalena, cientos de turistas acuden a los principales balnearios, realizando diversas actividades, en lo que va del 2021, las emergencias más atendidas por el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta y los Guardianes del Turismo son las caídas en sectores rocosos, ataques de medusas, asistencia de niños perdidos y evitar que bañistas sobrepasen el límite permitido. Y aunque las emergencias, en su mayoría no han sido de gravedad, no deja de ser preocupante el grupo reducido de salvavidas que se hace cargo de asistir las emergencias que suceden en las playas.

LOS TURISTAS SE QUEJAN 

Siendo conscientes de la poca presencia de rescatistas en las playas de Santa Marta, turistas le hicieron un llamado a las autoridades para que refuercen la presencia de los Bomberos y los Guardianes del Turismo en todos los balnearios de su jurisdicción para que no sucedan hechos lamentables, dado que todas las playas de la ciudad son visitadas por propios y visitantes.

“Reclamamos la presencia de ambulancias en el balneario para el traslado oportuno de las personas y evitar que se presente una desgracia”, manifestó Lucía Pérez.

“Los salvavidas son una necesidad latente que tienen todas las playas porque por medio de estos profesionales se hace un trabajo preventivo y de acción en el caso de emergencia que reduce las posibilidades de eventos trágicos en el mar”, expresó Luis Robles.

De igual manera, Marina Gómez, quien por estos días visita la ciudad, envió un mensaje a los visitantes y propios, “dado que no hay casi salvavidas, quiero hacer un llamado a los adultos para que tengan mucho cuidado con los niños en el mar, que respeten los avisos de playas restringidas y acojan las recomendaciones de los pocos salvavidas que en realidad lo que buscan es proteger la vida de los bañistas”.

Las emergencias más comunes 

En ocasiones se suele pensar que una persona solamente se puede ahogar porque no sabe nadar, pero esta situación se da muy pocas veces. En la mayoría de ocasiones suele haber una causa principal, por lo que se deben conocer para imaginar las posibles situaciones que se puedan encontrar a la hora de abordar el salvamento de la víctima:

HIDROCUCIÓN (CORTE DE DIGESTIÓN): el shock por hidrocución se produce al entrar en contacto con agua muy fría y provocar un desajuste térmico que el cuerpo no puede compensar y la víctima, entre otras cosas, pierde la consciencia y se hunde.

ALCOHOLISMO: la embriaguez provoca falta de concentración y escaso control de los movimientos.

ENFERMEDADES: una persona previamente enferma (epilepsia, enfermedades cardíacas o respiratorias, etcétera) puede sufrir una crisis cuando está dentro del agua y ahogarse.

TRAUMATISMOS: sobre todo con los juegos, las zambullidas son una de las principales causas de lesión medular en piscinas.

IMPRUDENCIAS: el error de sobrevalorar las capacidades personales hace que se cometan imprudencias, como introducirse en el agua en condiciones peligrosas, como en caso de fuerte oleaje o corrientes intensas.

DESCONOCIMIENTO: en ocasiones, el no conocer la zona donde nos estamos bañando es lo que la hace más peligrosa.

VIAJES EN EMBARCACIONES POCO SEGURAS: se trata de un problema que suele afectar a inmigrantes o solicitantes de asilo que navegan en embarcaciones sobrecargadas, sin conocimientos de navegación o primeros auxilios.

INUNDACIONES POR CATÁSTROFES CLIMÁTICAS: en casos más extremos pueden darse trombas de agua, sobre todo en zonas de bajos ingresos o más expuestas a estos problemas donde la falta de preparación del terreno o una mala capacidad para alertar o evacuar a la población puede derivar en multitud de ahogamientos.

También podría gustarte