El voto en blanco derrotó al senador Gustavo Bolívar

El Congreso se sintonizó con lo que hoy siente buena parte del país hacía el congresista de ´Los Decentes´: rechazo.

Algo nunca visto se presentó ayer en la instalación del Congreso de Colombia: que un candidato a integrar la mesa Directiva de la  Corporación fuera derrotado por el ´señor de blanco´.

Pues bien, el senador de la Colombia Humana fue postulado para la segunda vicepresidencia del Senado, pero hubo 66 votos en blanco, por lo que no se ha definido quién ocupará esa dignidad. La tremenda derrota ha sido interpretado como el más absoluto rechazo de las fuerzas parlamentarias a quien ha profesado palabras ofensivas contra la fuerza pública y las instituciones del país, apoyando además a lo que se denomina ´Primera línea´ que para las autoridades son elementos que atacan a la Policía, y destruye bienes públicos y privados.

La instalación de la última legislatura de este Congreso no solamente fue histórica porque se adelantó a las 8:00 de la mañana, también porque en ella se presentó algo con lo que nadie contaba y es que al momento de elegir al segundo vicepresidente de la corporación, ganara el voto en blanco.

Los partidos de oposición postularon para esa dignidad al senador Gustavo Bolívar, pero al hacer el conteo de los votos, tal como manda el reglamento, el congresista de la Colombia Humana fue derrotado por el voto en blanco. En total hubo 66 votos en blanco y 32 respaldando esa postulación.

Muchos interpretaron lo ocurrido como un mensaje político de rechazo en el Senado contra Gustavo Bolívar, quien ha generado tanta polémica desde que inició el Paro Nacional en Colombia. Es la primera vez que esto ocurre en el Senado y el nuevo presidente del Congreso, Juan Diego Gómez, tuvo que decretar un receso para estudiar el caso porque, aunque se debería hacer una nueva votación, está claro que las mayorías no quieren a Bolívar en esa dignidad.

REACCIONES

Y lo que era de esperarse. Los senadores Roy Barreras y Alexander López rechazaron la decisión de las mayorías y señalaron que no tolerarían que se impusiera el nombre del representante de la oposición para estar en la segunda vicepresidencia. “Lo que ha hecho la mayoría de senadores es quitarle el derecho a la oposición de postular a una persona que nosotros consideramos que debe ocupar ese cargo. Este Congreso tiene la posibilidad de poner funcionarios a su antojo, pero que este Senado nos imponga qué candidato está en la mesa directiva no lo vamos a aceptar, eso es supremamente grave´, dijo López, del Polo Democrático.

Y para que no haya duda de su comportamiento, el senador Gustavo Bolívar de la Colombia Humana llegó al recinto del Congreso con un casco de la Primera Línea y con la bandera de Colombia al revés.

El nuevo presidente del Senado, Juan Diego Gómez, manifestó que el estatuto de la oposición y otras leyes son claras en señalar que de darse una elección en la que gane el voto en blanco se deberá repetir pero con otro candidato.

Ante la negativa de repetir la votación con Bolívar nuevamente de candidato, el senador López dijo que se retiraban de la sesión, pero antes de hacerlo señaló que la Alianza Verde, también en la oposición, rompió los acuerdos para unirse con el gobierno.

El derrotado senador Bolívar, también se pronunció de inmediato y consideró que ha nacido una alianza política, el “verdeuribismo”. “El Partido Verde, violando el estatuto de la oposición, porque ya ocuparon la 2da vicepresidencia, y haciéndole el juego al uribismo, postula a Iván Name, a quien la derecha si acepta.  Es una traición a las minorías. Aceptable en el Centro Democrático pero jamás en el Partido Verde. Traición”.

ACUSA AL PETRISMO

Ante los señalamientos de traición, el senador verde Antonio Sanguino, dijo que si hubo un sector que actuó de forma contraria fueron los otros partidos de oposición, entre ellos el petrismo, los cuales en la votación para presidente del Senado acompañaron a Juan Diego Gómez y no a él que había sido postulado y sólo sacó siete votos.

El jefe de la Colombia Humana, Gustavo Petro, al referirse a la situación manifestó que “las mayorías del Congreso impiden que la minoría, la oposición, tenga presencia en la mesa directiva. Eso lo prohíbe la ley y la Constitución. La bancada debe retirarse y queda subjudice la elección de mesa directiva del senado”.

EL RECHAZO

La negativa a que Bolívar ocupara la segunda vicepresidencia se debió a sus duras posturas que ha tenido, por un lado contra el gobierno, pero también en contra de varios partidos de la coalición mayoritaria.

Incluso se le ha cuestionado por ser quien lideró la financiación de la Primera Línea, el grupo de manifestantes que se enfrentan con el Esmad de la Policía luego de las manifestaciones. De la misma forma Bolívar ha sido un férreo crítico contra las Fuerzas Militares.

Finalmente con 67 votos fue escogido segundo vicepresidente el senador Iván Name Vásquez, de la Alianza Verde, quien contrario a Bolívar sí tuvo el respaldo de varios sectores de los partidos del gobierno./Colprensa

También podría gustarte