Murió obrero que cayó de segundo piso

Los hechos ocurrieron el pasado 13 de julio, cuando el obrero adelantaba labores en el techo de una vivienda que está ubicada en cercanías a la Universidad del Magdalena y pisó una teja que estaba sentida. 

Tras permanecer más de 7 días bajo estricta observación de los especialistas de la salud, murió un hombre en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica privada de esta capital, luego de caer del techo que estaba sentido, momentos en que realizaba unos trabajos de reparación en una vivienda ubicada en el sector de la Universidad del Magdalena.

Se trata de Roberto Carlos Truyol Domínguez, natural de Palmar de Varela, de 46 años de edad, y quien sufrió fracturas en el tabique y en la parte occipital del cerebro, las cuales le ocasionaron un paro cardiorrespiratorio. El hombre deja cuatro hijos, entre ellos una niña menor de edad.

Según la información entregada por allegados a la víctima, que se trasladaron hasta el sitio para iniciar los actos urgentes, el lamentable hecho se registró la tarde del pasado 13 de julio, cuando el obrero se encontraba desarrollando su trabajo en el segundo piso de una vivienda que está ubicada en cercanías al corredor universitario y pisó una teja que estaba sentida.

La víctima, al caer abruptamente contra el piso, sufrió fracturas en el tabique y en la parte occipital del cerebro, razón por la cual tuvo que ser auxiliada y trasladada hasta la sala de urgencias de la clínica La Milagrosa, donde permaneció por varios y días, sin embargo en la mañana de ayer se confirmó su deceso. “Estando en el techo de la casa, se partió la lámina de eternit y cayó al piso. Sufrió un fuerte golpe en la cabeza y el rostro, por lo que fue llevado al centro asistencial para que le brindaran atención médica”, dijo un residente de la zona.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín fueron los encargados de realizar los actos urgentes y el levantamiento del cadáver para llevarlo hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital.

También podría gustarte