Falta un 2% para terminar obras del Teatro Santa Marta

La inauguración del moderno escenario cultural estaría prevista para finales del mes de agosto, sino se presentan imprevistos. /MONTINER ALVIS

El teatro Santa Marta fue declarado Bien de Interés Cultural del ámbito nacional a través de la Resolución 948 del 11 de junio de 2006 del Ministerio de Cultura. 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

Con un avance de obras del 98 por ciento, el Teatro Santa Marta se encuentra casi listo para ser entregado a la ciudad. Después de varios años de haberse iniciado su recuperación con una inversión del orden de los 38 mil millones de pesos, al teatro le falta la silletería y las alfombras.

Después de más de tres años de seguimiento a las obras de remodelación al Teatro Santa Marta, se cumplió ayer la audiencia social a cargo de la Contraloría General de la República y de la Veeduría Ciudadana Especializada.

A la audiencia asistieron altos funcionarios del Ministerio Público, la alcaldesa distrital Virna Lizi Johnson; el director Nacional de Patrimonio, Alberto Escovar Wilson White; Daniel Quintero, presidente seccional de la Sociedad de Arquitectos de Colombia SAC; el arquitecto restaurador Max Ojeda, representantes del Consorcio Obras TSM y de Ingeobras, entre otros asistentes.

De acuerdo a lo expresado, las obras se encuentran en un 98 por ciento de ejecución y se continúa con las adecuaciones en la sala principal, la caja escénica y la instalación de la silletería.

La edificación patrimonial que fue declarada un Bien de Interés Cultural del ámbito nacional a través de la Resolución 948 del 11 de junio de 2006 por parte del Ministerio de Cultura, contribuirá a la dinámica de las industrias creativas y culturales, así mismo al repunte del turismo en la ciudad ya que se mejorará el entorno revitalizando el Centro Histórico.

Durante su intervención la alcaldesa Virna Johnson manifestó que el proceso de reubicación a los vendedores de jugos de la calle 16 va por buen camino y precisó que serán trasladados hacia el nuevo Camellón de la Bahía. Dijo además que desde la Alcaldía se tiene toda la disposición para asumir el reto de consolidar el escenario como un nuevo punto de atracción cultural para los visitantes nacionales y extranjeros.

Por su parte Elmer Cabrera Ramos, delegado de la Contraloría General de la República, agradeció la presencia de la alcaldesa en compañía de varios funcionarios de su gabinete, y la exhortó a disponer de sus buenos oficios para que la edificación tenga una sostenibilidad y quede a cargo de un equipo humano cualificado en el manejo de los equipos que son de última generación. Destacó la labor de la Veeduría Ciudadana al igual que de los interventores en el seguimiento al desarrollo de las obras.

El Director de Patrimonio del Ministerio de Cultura, Alberto Escovar, se refirió a los aportes del arquitecto cubano Manuel Carrerá en sus edificaciones construidas en Santa Marta y Barranquilla. Aseguró que el teatro Santa Marta tuvo un plus valioso ya que contó con la experiencia de los profesionales Max Ojeda (representante legal del Consorcio) y Catia Hernández (arquitecta restauradora y diseñadora de obras). Sugiere que se aprovechen los espacios del edificio para que se fomente la capacitación a los artistas y creadores culturales porque eso ayudaría a enriquecer la programación de actividades.

“Queremos que se pueda dinamizar una visión integral del patrimonio material e inmaterial de acuerdo al Decreto 2358, en ese orden de ideas es válido pensar en ampliar el Centro Histórico para que se incorporen otras zonas cercanas”, recalcó.

Finalmente, Daniel Varón Quintero, presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos regional Magdalena, en nombre de la Veeduría conformada por el arquitecto Luis Ignacio Diazgranados, Angélica Silva, directora de Fenalco Santa Marta y el ingeniero Gustavo Ariel Chang, representante de la Universidad del Magdalena, dejó constancia que finalizaron su proceso de veeduría, el cual hicieron con gran satisfacción, compromiso, altruismo y en beneficio de la comunidad samaria.

“Como veedores manifestamos que hemos asistido a una experiencia enriquecedora desde todo punto de vista, en la cual el diálogo y la búsqueda de soluciones técnicas adecuadas y oportunas permitió sacar esta obra de la inactividad que la puso en alto riesgo de convertirse en ‘elefante blanco’, pero hoy vemos un edificio emblemático de Santa Marta recuperado para nuestro patrimonio arquitectónico local y en honor al maestro Manuel Carrerá, insigne arquitecto y artífice del modernismo en la arquitectura del Caribe Colombiano”.

 

Notas Relacionadas