Curadores urbanos a responder por las licencias de construcción

311

El ministro de vivienda, Camilo Sánchez, anunció que se desplazará a la ciudad de Cartagena a revisar con detenimiento el estado de los edificios declarados en ‘peligro’

 

Luego de que el alcalde de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, tuviera que ordenar la evacuación de emergencia de 16 edificios en la ciudad, acatando la recomendación hecha por el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, los interrogantes en torno a la responsabilidad en estos casos han protagonizado las discusiones hoy en relación a las licencias de construcción.

Al respecto, el ministro de Vivienda, Camilo Sánchez, anunció que se desplazará a la ciudad a revisar con detenimiento el estado de los edificios, y alertó sobre su preocupación por el hecho de que se están aprobando créditos hipotecarios a personas que iban a comprar un apartamento a una constructora que operaba de forma aparentemente ilegal.

 

Sánchez manifestó, en diálogo con Caracol Radio, que “una de las grandes preocupaciones tiene que ver con la suerte de las familias que ocupan los edificios a evacuar” y sostuvo que son los curadores urbanos quienes “tienen que responder por la aprobación de licencias de construcción y sus efectos negativos en la ejecución de proyectos de forma ilegal”.

La constructora Quiroz habría construido sin los permisos adecuados as edificaciones residenciales compuestas por 283 apartamentos, que dados los fallos en su estructura revelados por un estudio de la Universidad de Cartagena, podrían correr con la misma suerte que el el edificio Portal de Blas de Lezo II, el cual colapsó en abril del año pasado, dejando 21 personas y 23 heridas.

 

NO QUIEREN DESOCUPAR

Desesperación, tristeza y angustia embargan hoy a los propietarios de los 16 edificios levantados por la Constructora Quiroz que deben ser evacuados de manera inmediata tras los resultados de un estudio técnico liderado por la Universidad de Cartagena que revela que dichas edificaciones se encuentran en inminente riesgo de sufrir un desplome.

El Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, envió un oficio al alcalde (e) Sergio Londoño donde le notificaba los nombres de cada uno de los edificios y le solicitaba “tomar las medidas necesarias para garantizar la vida e integridad de cada uno de los residentes de esos inmuebles”.

Londoño Zurek decretó la calamidad pública y ordenó el desalojo de los 709 habitantes en un término de cuatro días, hecho que generó rechazo e indignación entre las familias que habitan estos edificios. (Lea:“La medida es evacuar lo más pronto posible”: Alcalde (e) de Cartagena)

Erick Mora, ingeniero industrial y propietario de un apartamento en el edificio Villa May calificó de “abrupta” la orden de evacuación emitida por el Distrito.

“Nuestros predios no presentan alguna irregularidad física que nos indique que tenemos un riesgo inminente. Considero que se deben tomar medidas de precaución pero no de la forma abrupta como el Distrito quiere desplazarnos de nuestros predios”.

Mora asegura que no están dispuestos a evacuar si la Administración Distrital no les garantiza las mismas condiciones en las que habitan.

“Hemos decidido que no vamos a evacuar siempre y cuando el Distrito nos brinde las garantías y nos de una solución a nuestro problema. Nosotros no somos desplazados, exigimos una vida digna y no queremos ser vulnerados y atropellados”.

Los residentes de los nueve apartamentos del edificio Villa May están dispuestos a realizar nuevos estudios que corroboren lo investigado por la Universidad de Cartagena.

Armando Viloria, propietario de un apartamento en Portales de Caracoles reiteró su negativa a abandonar el predio. Bogotá Colprensa.

 

 

También podría gustarte