Control policivo y militar

Después del amotinamiento de los internos de la antigua Inspección Norte de Policía, las autoridades redoblaron la seguridad de la zona y dispusieron de un operativo de acordonamiento para impedir nue­vos hechos como los que alteraron la tranquilidad pública el viernes. De igual manera el Distrito anunció por su parte, llevar el tema al Consejo de Seguridad para que se estudie la posibilidad de sacar el sitio de reclusión de los detenidos del lugar que hoy ocupan.

Notas Relacionadas