Santa Marta le apuesta al turismo cultural con el nuevo teatro

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

Con la entrega del Teatro Santa Marta previsto para el mes de agosto, la ciudad dispondrá de uno de los escenarios más modernos en el Caribe Colombiano para organizar eventos de talla internacional que puedan atraer a turistas amantes de la cultura. 

Se trata de un segmento de visitantes especializados que recorren el mundo ávidos de deleitarse con presentaciones de filarmónicas, sinfónicas, artistas musicales e inclusive obras escénicas de alto nivel.

El nuevo Teatro Santa Marta no solo ampliará su capacidad para acoger a espectadores, sino que incorporó unos equipos tecnológicos de luces, sonido y telones de última generación, los cuales llegaron importados desde el exterior. También dispone de un ascensor para personas en condición de discapacidad y de una sala alterna en donde se facilitará la realización de actividades de manera simultánea al escenario principal.

Los samarios, residentes y visitantes contarán con un escenario hermoso, que con solo ingresar tendrán un impacto visual que cautiva y evoca épocas del Art-Deco por el ambiente, colores pasteles y luminotecnia.

Según el arquitecto Luis Ignacio Diazgranados, ex presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos regional Magdalena, desde la Veeduría Ciudadana Especializada que él coordinó se hicieron varias recomendaciones y observaciones a la reestructuración del edificio, las cuales tuvieron eco en el Fontur y lógicamente en los ejecutores de las obras.

“La edificación patrimonial, bien de interés cultural estilo Art-Deco, data de 1942 diseñado y construido por el arquitecto cubano Manuel Carrerá, prolífico maestro en Colombia, profesor universitario y padre de la arquitectura moderna. Carrerá desarrolló en la ciudad edificaciones emblemáticas como el Hotel Tayrona, sede actual de la Gobernación del Magdalena y la Casa de las Tres Puntá, antigua sede de la Cámara de Comercio, ejemplo de arquitectura moderna”, explicó.

Fue categórico al asegurar que el nuevo proyecto de recuperación le devolvió al inmueble sus características originales conservando en gran medida su fachada y volumetría original que equivale al 35 por ciento de su área total. “El resto de la edificación: la sala, la caja escénica y platea fueron construidos totalmente nuevas cumpliendo con la norma SMR 2010, las especificaciones sismo resistentes y de estabilidad estructural para la prevención de catástrofes como sismos o terremotos”, destacó.

Vale mencionar que el director Nacional de Patrimonio, Alberto Escovar Wilson White, quien realizó un recorrido por el Teatro Santa Marta, destacó los avances de la obra y felicitó a la comunidad samaria ya que contarán con un escenario que está a la altura de los más importantes de Colombia.

“Desde el Ministerio de Cultura estamos dispuestos en aportar para que se pueda dinamizar una visión integral del patrimonio material e inmaterial de acuerdo al Decreto 2358, en ese orden de ideas es válido pensar en ampliar el Centro Histórico para que se incorporen otras zonas cercanas y sea el Teatro Santa Marta el eje articulador de la cultura”, mencionó.

El Director de Patrimonio del Ministerio de Cultura, Alberto Escovar, también exaltó los aportes del arquitecto cubano Manuel Carrerá en sus edificaciones construidas en Santa Marta y Barranquilla, ciudad en donde ya se promueve una ruta cultural para conocer sus construcciones entre ellas el Edificio García.

TURISMO CULTURAL 

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo conjuntamente con el Ministerio de Cultura en su análisis sobre ‘Política de turismo cultural:

Identidad y desarrollo competitivo del patrimonio’, coinciden en que el turismo se ha manifestado como la industria de más rápido crecimiento en el

mundo y con amplias implicaciones en los ámbitos ambiental y sociocultural de los pueblos del mundo.

Esta importancia de la actividad se evidencia en su contribución económica como generador de divisas para la mayoría de los países, representando uno de los sectores que más empleos genera anualmente.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) proyectaba que el turismo internacional crecería a una tasa anual entre 4 y 4,5%, llegando a unos mil millones de llegadas de turistas en 2010 y aproximadamente 1.600 millones en el 2020.

“En el contexto de la globalización, la cultura e identidad de cada país está llamada a tener una profunda relación con su desarrollo económico y plantea un nuevo diálogo para la interacción mutua de la cultura propia con la de las demás civilizaciones del planeta”.

… Se habla, entonces, de la nueva utilidad social de la cultura, que tiene desde su uso la capacidad de crear nuevos emprendimientos, la posibilidad de generar empleo y con esto la potencialidad para consolidar verdaderamente una cadena productiva en torno a las industrias culturales, de acuerdo con el modelo de desarrollo económico y de cultura local, contribuya a la disminución de la pobreza en las regiones del planeta.

Dentro de estas tendencias del desarrollo sostenible de los territorios, así como el establecimiento de industrias culturales en ellos, el turismo está llamado entonces a ser un proceso social, que crea espacios de interacción entre los visitantes y las comunidades receptoras, en los aspectos ambientales, económicos y culturales de las sociedades.

Así mismo, de esta interacción permanente y dinámica entre el turismo y la cultura, dadas las implicaciones como hecho social que tiene la actividad turística para la humanidad, se concluye que todo desplazamiento turístico tiene una implicación cultural: sin la cultura no se explica el turismo”.

Notas Relacionadas