Razón de Colombia regional 

Ezequiel Rojas en su documento “La razón de Mi voto” el 16 de julio de 1.848 explicó porque adhirió a la candidatura de José Hilario López. Documento que se convirtió en el acta fundacional del Partido Liberal. De la misma manera, debemos dar las razones de la autonomía regional como la base de la campaña Presidencial.

La verdadera razón es el Voto Caribe de 2.010, que nos diò un mandato claro, 3.1 millones de ciudadanos decidieron crear la Región Caribe como una Entidad Territorial. Fue un voto libre, la más grande expresión de voluntad colectiva para la formación de un gobierno regional. La insurgencia de las regiones debe construir una organización que logre mayores niveles de desarrollo, disminuya la pobreza, libre de ataduras centralistas que impiden un autogobierno más efectivo. No es el tema más mediático políticamente, pero es la necesidad de fortalecer la gestión de nuestros asuntos.

La idea regional ha penetrado con vigor a lo largo del país. Seis regiones ya buscan una modalidad de gobierno moderna, a pesar de la apatía tradicional del Gobierno centralista.

El Voto Caribe recibió un masivo respaldo del 98.9%. Pero, las autoridades centralistas ridiculizaron y minimizaron su importancia explicando que solo fue un buen ejercicio académico, de pedagogía democrática, pero sin efectos jurídicos vinculantes. No se respetó la decisión tomada por 3.1 millones de ciudadanos.

Ahora varios candidatos presidenciales exhiben una bandera descentralista que contrasta con sus decisiones cuando en el Gobierno Nacional fueron los más centralizadores y centralistas. Su discurso no concuerda con sus acciones.

La regionalización debe ser la tarea efectiva de nuestra generación que se propuso crear un Estado Regional. Estamos construyendo nuestro propio futuro y nadie nos va a hacer esa tarea. Somos los únicos responsables de lograr impulsar nuestro propio desarrollo económico y social. Tarea que debemos hacer con convicción, amor, resolviendo las dificultades y las talanqueras.

 

El siguiente paso es la “Misión de Descentralización”, prevista en la Ley de Regiones, qué estudiará la reorganización del Estado para empequeñecer el Estado Nacional Central, y pueda aparecer de manera robusta el Estado Regional, Es claro que el centralismo no permitirá disminuir sus privilegios, gastos excesivos y sus entidades duplicadas e ineficientes. La Nación maneja el 85% del Presupuesto Estatal que se debe revisar para llevar más desarrollo a todos los rincones del país. El producto interno bruto del país per capita está concentrado en una sola zona geográfica, en un alarde de injusticia regional.

Debemos reconstruir el Gobierno Central y el de las regiones, con la meta de un equilibrio territorial y reparto equitativo de recursos y competencias. El Macro Gobierno Nacional concentró el desarrollo, por eso se deben rediseñar las responsabilidades y recursos.

Está tarea no está en la agenda política del país, y debe ser tema ineludible de la campaña presidencial. Será la manera de mejorar las condiciones de vida de las regiones, generar más empleo, más educación y salud y con más responsabilidad de su futuro. Un gobierno más cerca de la gente, que con mayor responsabilidad logré superar la corrupción y malos manejos.

En los últimos procesos de alteración del orden público, los paros y los bloqueos evidenció la poca capacidad de solución de las autoridades locales. Los miembros del paro terminaron dialogando directamente con el Gobierno Nacional. Los gobiernos locales lucían sin competencias, ni recursos.

La razón es una meta política concreta: una Colombia Regional.

*Exministro de Estado 

Notas Relacionadas