Estudiante samario es nombrado embajador de los páramos de Colombia

Las botas de Omar Guerra Rodríguez se adentraban en un camino rodeado de bosques, lagunas y frailejones desde los 3.200 hasta los 3.700 metros sobre el nivel del mar. La expedición inició en el centro de Colombia, específicamente en un emblemático Parque Nacional Natural ubicado entre los departamentos de Cundinamarca y Meta: el P.N.N. Chingaza.

Fueron tres días y dos noches explorando a 6 °C las montañas donde los Muiscas y los Guayupes dejaron vestigios de su cultura y civilización, y donde hoy permanece uno de los ecosistemas representativos de la geografía andina del país, cuya biodiversidad y presencia de comunidades campesinas fueron parte de la experiencia que enriqueció los conocimientos de Omar.

Omar Guerra Rodríguez es estudiante de pregrado del Programa de Biología de la Universidad del Magdalena y visitó a Chingaza tras ser seleccionado como uno de los 37 embajadores de los páramos de Colombia, en una iniciativa liderada por la marca Agua Zalva de Bavaria, en alianza con la Universidad EAN, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Consejería Presidencial para la Juventud y Parques Nacionales Naturales.

Esta campaña, denominada ‘Jóvenes por los páramos’, tiene el propósito de empoderar a adolescentes y adultos para abanderar el cuidado de estos ecosistemas en Colombia, que representan el 50% de los existentes en todo el mundo, y liderar acciones desde el activismo juvenil para la resolución de sus problemáticas ambientales, sociales y políticas.

En la visita al complejo de páramos de Chingaza, además de interactuar con las comunidades y conocer su papel en estos territorios, los embajadores se capacitaron sobre el manejo de políticas, medio ambiente y sociedad civil, en aras de profundizar en las dinámicas que se desarrollan allí, instruirse en formulación de proyectos y fortalecer sus capacidades para la toma de decisiones.

Notas Relacionadas