Pandemia agrava la crisis financiera de hospitales públicos

Las clínicas y hospitales públicos del país están presentando una crisis financiara agravada por el Covi-19, según la Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos, ACESI. 

El gremio señala que los prestadores (clínicas y hospitales públicos y privados), resultaron mucho más lesionados en sus finanzas de lo que se pensaba a 31 de diciembre de 2020, porque las 5.500 IPS privadas y los 923 hospitales públicos reportaron peores saldos contables y aumentos en sus carteras, mientras las empresas promotoras de salud arrojaron, por primera vez en años, utilidades netas que superan los 585.000 millones de pesos.

En el año 2020 las empresas sociales del estado colombianas informaron ingresos por 14.6 billones de pesos, que comparado con 2019 obtiene un descenso de 7,80 %, cuando en ese periodo fue de 15.6 billones de pesos. Los costos de producción también aumentaron de 9,3 billones en 2019 a 9,6 billones en 2020, es decir sufrieron un incremento de 3,92 %.

La directora Ejecutiva de la ACESI, Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, puso sobre la balanza lo que para muchos es el verdadero problema de la salud en el país: “¿es ineficiencia de lo público o realmente falta de herramientas y recursos para trabajar?”.

“El valor de la cartera (lo que le deben a los hospitales públicos), no disminuyó de manera significativa en el año 2020 y acorde a las cifras reportadas por el Decreto 2193 (reporte obligatorio de las Empresas Sociales del Estado al Ministerio de Salud y Protección Social) a marzo 31 de 2021 nuevamente tenemos un incremento de cartera que llega a los $9, 4billones de pesos”, afirma la Acesi.

Organizaciones como la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), confirman que las fuentes tradicionales no serán suficientes para garantizar el cierre financiero, además que a futuro el incremento de la demanda de los servicios de salud será la principal fuente de incremento del gasto en salud.

La demora en el flujo de los recursos sigue siendo otro cuello de botella para los analistas. “Desde ANIF creemos que la sostenibilidad de largo plazo parte por fortalecer el aseguramiento y generar eficiencias en el gasto. Aún con eso, el Presupuesto General de la Nación deberá aportar 0,3 % del PIB, en promedio al año, hasta 2035”, indica el documento.

Al crecimiento acelerado de la cartera de las EPS y otros deudores ($9.4 billones a 2020), se le agregan nuevos problemas, como las enormes deudas del Adres (Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud) y del Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome), este última que corresponde a vacunación a millones de colombianos en los 32 departamentos.

Por esa razón, la Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado solicitan que se les ayuden a que las EPS realicen el pago inmediato de sus deudas de atenciones brindadas desde el 2019 que están sin cancelar; así  mismo se solicitan el giro de recursos correspondiente a la atención de migrantes que tiene a varios hospitales asfixiados con las deudas por este concepto.

Notas Relacionadas