El Caimán y Tomasita: La Leyenda

1.311

Esta fiesta que hace parte de la riqueza cultural del Caribe colombiano, congrega no solo a los cienagueros y costeños, sino a mucha gente que viene de otras partes de Colombia y el exterior atraídos por la singular leyenda del animal que se comió a una niña./MONTYNER ALVIS

 

La original danza se paseó por casi todos los escenarios nacionales y en algunos del exterior bajo la responsabilidad del grupo folclórico de Ciénaga que dirigía el maestro Adalberto Acosta Melo y luego con el grupo de la Universidad del Magdalena que había iniciado el maestro Ibsen Díaz.

Hace 55 años nació la leyenda. De rompe, es una historia macondiana. De esas narrativas que solo nacen y se procrean en nuestro Caribe colombiano. Y la cultura e idiosincrasia de nuestra gente se encargó de inmortalizarla. Es la leyenda de Tomasita la niña cienaguera que se la tragó un caimán…un caimán ronero y parrandero.

La comunidad cienaguera y en general del Magdalena está complacida por el éxito del Festival Nacional del Caimán Cienaguero, una fiesta cultural que gracias a su derroche creativo se consolida a nivel nacional e incluso mundial.

Durante estos días ‘La Salitrosa’ concentra no solo a personas de la Región Caribe sino incluso a cientos de visitantes extranjeros que disfrutan del tradicional Festival que ya completa 55 años de trayectoria cultural, musical, literaria y artística.

Según Delfin Sierra Tejada, escritor, poeta y periodista, el Caimán Cienaguero es la danza símbolo de la costa norte colombiana que identifica el alma y sentir de los cienagueros. Dijo que esa danza se ha paseado por casi todos los escenarios nacionales y en algunos del exterior bajo la responsabilidad del grupo folclórico de Ciénaga que dirigía el maestro Adalberto Acosta Melo y luego con el grupo de la Universidad del Magdalena que había iniciado el maestro Ibsen Díaz.

Ambos maestros llevaron la danza del Caimán Cienaguero a Europa, Francia y a otros países de la antigua cortina de hierro y no solo cautivaron sino que esparcieron semillas de promoción de una fiesta que atrae cada año (en enero) a cientos de visitantes. ‘‘En la actualidad hay un joven que es director, maestro de danza, cuyo nombre es Alberto Díaz Rodríguez quien preside la Fundación Folclórica Trietnia que ha recorrido el sur del continente y este año visitará Europa para mostrar la danza del Caimán Cienaguero’’, indicó Sierra.

 

 ANGIE GISELL GRANADILLO, reina central del Festival Nacional del Caimán Cienaguero, con su baile deleitó a los asistentes al evento que congrega a costeños, colombianos y extranjeros en Ciénaga (Magdalena). /MONTINER ALVIS.

 

El escritor asegura que esta fiesta cultural es una expresión de un pueblo acuífero rodeado de agua ávido de exteriorizar su genialidad y que aprovecha los días de enero para divertirse, bailar y lo más importante integrarse. Destacó que el Caimán Cienaguero tiene música propia y que ha sido cantada en varias ocasiones ya que fue llevada al pentagrama por el maestro Eulalio Meléndez y grabada por artistas de la talla de Guillermo Buitrago, Dolcey Gutiérrez, Antonio María Peñaloza, Lizandro Meza, entre otros, quienes le sacaron versos octosílabos.

Sin duda alguna la comunidad cienaguera está satisfecha por su fiesta tradicional que narra la muerte de ‘Tomasita’ en las fauces de un caimán cuya leyenda a diferencia de los habitantes de Puebloviejo no asesinan a la fiera sino que la mantienen viva para continuar con la gozadera que se empalma con el Carnaval.

Al referirse a la creatividad y genialidad que se observa en la elaboración de los caimanes, Sierra Tejada dice que existe un especial cuidado en su confección y que se respeta la línea del caimán para que sean originales, mientras algunos hacen figuras estrambóticas casi extraterrestres.

También comentó sobre el colorido que se exhibe en los vestuarios de las comparsas tanto infantiles, juveniles y de la tercera edad, que nutren y hacen de la fiesta del Caimán Cienaguero un verdadero derroche multicolor que entusiasma, cautiva y atrapa la atención de la población caribeña integrada.

‘‘En las comparsas que participan en los desfiles se ha sabido preservar, respetar y difundir la danza que no solo incluye a los mayores, ancianos, sino a jóvenes adolescentes y niños’’, enfatizó el poeta Sierra.

Es válido mencionar que en este 2018 hicieron presencia en el Festival Nacional del Caimán Cienaguero, cinco delegaciones procedentes de otras regiones del país como Tolima, Caquetá, Boyacá, Cundinamarca y Villavicencio (Meta). Se informó que después de la participación en competencia en la categoría mayores, el jurado calificador decidió premiar a la delegación del Caquetá con el primer lugar, mientras que la danza Proyección Cultural Luna Roja de Acacías (Meta) obtuvo el segundo lugar y el tercer puesto fue para Villavicencio.

 

Bicitaxi caimanera una apuesta original que demuestra la genialidad de los habitantes de Ciénaga (Magdalena) que invitan a gozarse en paz su fiesta tradicional. /MONTINER ALVIS.

 

ATRACTIVO TURÍSTICO

Gracias a la buena organización y articulación interinstitucional que tiene el Festival Nacional del Caimán Cienaguero, este certamen se ha convertido en uno de los principales atractivos culturales de Ciénaga: Pueblo Patrimonio, que cada año recibe una gran afluencia de turistas tanto nacionales como extranjeros, dinamizando así la economía en esta población.

Por estos días de fiesta caimanera se incentiva el comercio organizado, se venden camisetas marcadas, artesanías, souvenires, el gremio de restaurantes adopta menús especiales, se agota el hospedaje en establecimientos hoteleros, la venta de bebidas, refrescos y en general la gran mayoría de empresarios percibe buenos ingresos con sus actividades y por la prestación de unos servicios de calidad.

En el marco del Festival Nacional del Caimán Cienaguero se organiza simultáneamente toda una oferta literaria, musical, artesanal, gastronómica y cultural en donde se dan cita escritores, poetas, gestores, artistas plásticos, emprendedores, investigadores y personas con espíritu universal que viven la experiencia única del jolgorio integrador. Una vez finalizado el evento caimanero se da paso con la lectura del bando al Carnaval y se empalma con una nueva alegría o pretexto liberador que busca la felicidad.

 

Delfin Sierra, poeta y periodista.

 

EVENTO DE ESCRITORES

Este año se desarrolló el XIV Encuentro de Escritores del Caribe, un homenaje al dramaturgo Guillermo Henríquez Torres que tuvo lugar el jueves 18 de enero, en el auditorio Álvaro Cepeda Samudio del Infotep.

Alirio Verbel, funcionario de la oficina de Cultura y Deportes, destacó la participación de importantes escritores de la geografía caribeña y el aporte que le hacen a la literatura, en esta época donde la tecnología le ha venido ganando terreno al hábito de leer libros. En la actividad se realizaron lecturas y recitales, presentados por Astrid Sofía Pedraza del Atlántico, Yadira Vega del Cesar, Gonzalo Alvarino de Bolívar, Annabel Manjarrés de Santa Marta, mientras la cuota cienaguera estuvo a cargo de Luisa Fernanda Ramírez, José Manuel Elías Cabana, Merlys Beltrán Zuleta, Víctor Hugo Vidal Barrios, Alfonso Noguera Sirtori, Rafael Gutiérrez y Ana Moscarella, entre otros.

‘‘Son varios los elementos que se conjugan en la fiesta del Caimán Cienaguero, una tradición que a través de la oralidad se ha mantenido porque gracias a esa originalidad el certamen atrae a muchas personas que se emocionan observando los desfiles y presentaciones en las diferentes categorías. Vale la pena que se siga dando este producto de tan alta calidad y que llama poderosamente la atención, uno se encuentra en las calles con personas de distintas identidades y regiones’’, anotó Sierra.

Pareciera algo insólito que con la muerte inverosímil de una niña llamada Tomasita en las fauces de un caimán se haya gestado una danza que encendió una fiesta o pachanga que promueve la identidad triétnica: española, negra e indígena. 

 

Niños con su caimán representan la tradición de Ciénaga y son prenda de garantía para el fortalecimiento regional de la festividad así como su proyección. /MONTINER ALVIS.

 

FERIA GASTRONÓMICA

El Festival Nacional del Caimán Cienaguero, es la muestra cultural más representativa del municipio de Ciénaga. Por eso desde el área de turismo dependencia adscrita a la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Económico Sostenible, se busca implementar otras alternativas de promoción turística en el marco de tan importante festividad.

Con la Feria Gastronómica de la Tradición Cienaguera: “Ciénaga, Mar de Sabores” se contribuye a promocionar y fomentar el patrimonio tradicional de esta población, rescatando aquellos platos y bebidas autóctonas del municipio, en colaboración con los principales prestadores que brindan el servicio gastronómico a los residentes, visitantes y turistas en el municipio Ciénaga.

En este evento participaron 11 restaurantes entre ellos: Don Juan, D´Cabana, El Republicano, El Turista, Agua Marina, El Cocinero, Slait internacional, Carta Marina, Tritón Cevichería, Roanay Zungo.

 

Comparsa de la Universidad del Magdalena, que participó en el desfile y que con su coreografía promueve la danza del Caimán Cienaguero. /MONTINER ALVIS.

 

GALERÍA ARTESANAL MACONDO

Las artesanías en el municipio de Ciénaga son muy apreciadas y representan gran valor para la tradición cultural que posee ese territorio. Con la Galería Artesanal Ciénaga Macondo se permitió que las personas que se dedican a esta labor y no cuentan con los recursos económicos suficientes lograran exponer sus productos y venderlos a los visitantes, nativos y turistas durante los 4 días de la festividad.

Con esa feria se contribuyó a potenciar la actividad económica de los artesanos cienagueros que expusieron a la comunidad en general la tradición cultural del municipio a través de las artesanías, ya que enmarcan gran parte de la identidad cienaguera.

 

 

También podría gustarte