El Magdalena lidera producción de aceite de palma en Colombia

1.181

El sector palmero, continúa consolidándose como uno de los líderes en el ámbito agropecuario.

 

Con récord en producción de aceite de palma, EL sector palmero colombiano cerró el 2017 con balance positivo. El Magdalena aportó una producción de aceite de palma de 393.539 toneladas.

Al cierre de 2017, la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma) reveló que la producción de aceite de palma crudo, en el departamento del Magdalena, fue de 206.325 toneladas de aceite de palma, lo cual corresponde al 52% del total de la producción de la zona norte colombiana.

Si bien, en la zona norte de Colombia que comprende los Departamentos de Magdalena, Antioquia, Bolívar y Cesar, se logró una producción de aceite de palma de 393.539 toneladas. Referente a la cantidad de fruto procesado, en el Magdalena se logró una producción de 1.128.884 toneladas, representando el 51% del total producido en la zona norte. Y respecto a la elaboración de aceite de palmiste un producto de alta calidad, 52.841toneladas se procesaron en el Magdalena, representando el 58% de la producción de la zona norte del país.

 

Jens Mesa Dishington, presidente ejecutivo de Fedepalma, “este aumento generalizado en la productividad de los cultivos de palma ha llevado a que el rendimiento promedio nacional alcance las 3,8 toneladas de aceite por hectárea

 

Destaca Fedepalma que “estas cifras dan cuenta de que el sector palmero continúa consolidándose como uno de los líderes en el ámbito agropecuario, dado que esta dinámica se ha sustentado en una base empresarial con altas condiciones de formalidad, contribuyendo así no solo al desarrollo económico sino también al social y a la sostenibilidad ambiental, siendo una actividad que hoy día genera en el Magdalena alrededor de 18 mil empleos y la producción de la fruta aporta el 50% del Producto Interno Bruto (PIB) agrícola del Departamento”.

 

Los aceites de palma son, después del café, los que más contribuyen al buen comportamiento de las exportaciones agrícolas.

 

LAS CIFRAS A NIVEL NACIONAL

A nivel nacional, con récord en producción de aceite de palma, sector palmero colombiano cerró 2017 con balance positivo, si bien la producción fue del orden de 1.632.667 toneladas, con un valor estimado de 3,3 billones de pesos. Este incremento obedece principalmente a una mejora sustancial de las condiciones climáticas que favoreció la producción del fruto de la palma, al inicio de la producción de áreas en desarrollo, y a aumentos en la productividad en las diferentes zonas palmeras, lo que revela también un crecimiento de 42% respecto a 2016.

Así lo explicó Jens Mesa Dishington, presidente ejecutivo de Fedepalma, “este aumento generalizado en la productividad de los cultivos de palma ha llevado a que el rendimiento promedio nacional alcance las 3,8 toneladas de aceite por hectárea, cifra que supera el promedio mundial y que nuevamente pone a Colombia en niveles similares a los observados en los países líderes como Indonesia y Malasia, lo que evidencia el gran potencial productivo con que cuenta el país para consolidarse como un jugador destacado en el mercado mundial de la palma de aceite”.

Frente a este aumento sobresaliente de la producción, las ventas de aceite de palma para exportación han cobrado gran importancia y para 2017 fueron del orden de las 817 mil toneladas, lo que equivale a 50% del total producido. Esta fuerte dinámica exportadora de la agroindustria de la palma de aceite, ha llevado a que los aceites de palma sean, después del café, los que más contribuyen al buen comportamiento de las exportaciones agrícolas del país este año, según datos del Dane.

 

La cantidad de fruto de palma procesado, en el Magdalena se logró una producción de 1.128.884 toneladas, representando el 51% del total producido en la zona norte colombiana

 

LOS RETOS DEL 2018

Aún cuando el balance sectorial de 2017 es bastante positivo, la agroindustria de la palma de aceite debe continuar enfrentando importantes retos en 2018. Estos retos están asociados, principalmente, a seguir mejorando la productividad, en especial en cuanto al cierre de brechas tecnológicas entre productores y las distintas escalas de producción;

Además del mejoramiento del estatus fitosanitario, con énfasis en el control de la Pudrición del Cogollo (PC) que continúa siendo la principal problemáticas; al impulso a los productores para la implementación y consolidación de una palmicultura sostenible ambiental, social y económicamente; al posicionamiento de los aceites de palma frente a los consumidores, como un producto versátil con amplios beneficios; y, en general, a mejorar el posicionamiento y diferenciación del sector palmero colombiano en el país y en el ámbito mundial.

 

En el Magdalena, los cultivos de palma de aceite se han posicionado como uno de los cultivos con mayor número de hectáreas sembradas, superado la producción de banano.

 

LA PUDRICIÓN DEL COGOLLO

En el Magdalena, la principal problemática fitosanitaria que enfrentan los productores de palma es la enfermedad de la Pudrición del Cogollo, las cifras indican que se han visto afectadas más de 2.000 hectáreas. La PC, es de alta incidencia y severidad observada en las zonas palmeras y en la mayoría de casos es responsable de los bajos rendimientos de la producción. Por ello, una intervención oportuna de la enfermedad por parte de los palmicultores, se convierte en la mejor estrategia de manejo.

Según las verificaciones en campo realizadas por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y el Centro de Investigación en Palma De Aceite, (Cenipalma), Aracataca es el municipio más afectado con la enfermedad, le sigue el Retén y la Zona Bananera. Pero también hay presencia de la enfermedad en los municipios de Fundación y Pivijay.

 

LAS ACCIONES

Por ello, con el objetivo de trabajar de forma articulada para cooperar interinstitucional, técnica y administrativamente en la campaña de prevención, control y erradicación de la Pudrición del Cogollo en los cultivos de palma de aceite, la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag); la Agencia de Desarrollo Rural (ADR); el ICA y Cenipalma firmaron dos convenios de cooperación institucional.

Además, las entidades antes mencionadas; el Ministerio de Agricultura, la Gobernación del Magdalena y Fedepalma firmaron un Memorando de Entendimiento dada la importancia de fortalecer acciones entre los sectores público y privado en favor del desarrollo rural, trabajar de forma articulada para promover el fortalecimiento del campo colombiano y cooperar interinstitucional, técnica y administrativamente en la campaña de prevención, control y erradicación de la Pudrición del Cogollo en los cultivos de palma de aceite en el Magdalena.

También podría gustarte