Cambiar imagen del Icetex, el reto para volver a creer

298

El nuevo presidente del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex), Alejandro Venegas anunció que uno de sus principales retos es cambiar la imagen negativa de la entidad, que históricamente ha sido blanco de críticas por parte de colombianos.

Por
DANIELA
MIRANDA

El pasado 10 enero, la ministra de Educación, Yaneth Giha, posesionó a Alejandro Venegas como nuevo presidente del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex), luego de que el año pasado renunciara a la entidad Andrés Vásquez argumentando motivos personales.

Desde entonces, Venegas anunció que uno de sus principales retos es cambiar la imagen negativa de la entidad, que históricamente ha sido blanco de críticas por parte de colombianos, quienes por un lado han logrado estudiar pregrados y posgrados con créditos de esta entidad, pero por otro lado muchos han terminado perjudicados por haber accedido a los préstamos, hasta llegar a conformar grupos como ‘Icetex te arruina’.

Venegas es economista de la Universidad Nacional y llegó al cargo después de ser director de Fomento de la Educación Superior del Ministerio de Educación, cartera en la que también se desempeñó como Viceministro de Educación Superior encargado, subdirector de Desarrollo Sectorial y Gerente del Observatorio Laboral para la Educación.

El nuevo presidente del Icetex dialogó con HOY DIARIO DEL MAGDALENA y Colprensa sobre los retos que enfrentará este año y la cultura de pago que quiere fomentar para que más colombianos puedan acceder a la educación superior.

¿El nombramiento lo tomó por sorpresa o usted ya se veía como presidente de la entidad?

No, realmente yo llevo mucho tiempo trabajando en temas de educación superior. He escalado: fui profesional, subdirector, después director, uno se va preparando en el camino. Entonces lo tomo como un reto en mi carrera, como una oportunidad de aportar al país y lo estoy haciendo con responsabilidad y energía en busca de hacer la mejor tarea posible.

¿Cómo ha sido para usted llegar al Icetex?

Yo creo que cuando uno llega a una entidad, que sin lugar a dudas cumple un rol fundamental en darles posibilidades a los jóvenes para que accedan a la educación superior, es para sentirse completamente satisfecho. A lo largo de la historia, el Icetex ha beneficiado de una u otra forma a 4.7 millones de colombianos, además, es el instrumento que tienen los jóvenes en 1.005 municipios del país para acceder a la universidad.

¿Cuál es su visión sobre la entidad?

No se puede desconocer que el Icetex da créditos y menos que son créditos que se pagan para que más personas puedan acceder a la educación superior. Yo siempre he visto al Icetex, tanto desde acá sentado como desde afuera, como una oportunidad para que más gente pueda cumplir sus sueños.

¿Cómo encontró al Icetex?

Encontré una entidad donde lo más valioso es su gente, financieramente está sano y también debo resaltar que Fitch Ratings nos dio una calificación triple A. Tenemos unos índices de cartera vencida muy bajos, pasó del 12% en los dos últimos años al 8.1% que tiene hoy en día.

Lleva nueve días oficiales en el cargo, ¿cuáles son sus metas?

Al día de hoy el Icetex tiene muchos retos, uno de ellos es en materia de crédito educativo, debemos hacerlo más cercano y acorde a las necesidades de los colombianos. También hay muchos retos en materia interna de servicio al cliente y ahí tenemos tres proyectos que vamos a implementar antes de que termine este gobierno.

¿Cómo funciona ese financiamiento?

El estudiante no queda endeudado, no se reporta jamás a una entidad crediticia, y adicionalmente paga en virtud del ingreso que va teniendo con el tiempo, pero siempre sobre la cultura del pago. Y lo que se genera es un gran fondo que pueda financiar la educación superior. Entonces cambia completamente la connotación del crédito educativo.

¿En qué va esa propuesta para que sea una realidad?

Hoy tenemos un proyecto de ley que ya está por ser ley de la República, va último debate en Senado y con la conciliación esperamos tenerlo a finales de este primer semestre, para empezar a implementarlo.

Tenemos en mente hacer una primera apuesta de 10.000 usuarios que vamos a financiar a través de este mecanismo. Estamos impulsando con fuerza este proyecto y la idea es que lo podamos dejar montado completamente al igual que con Eduplan.

¿Qué es Eduplan?

Es nuestro segundo proyecto más grande. Se trata de un ahorro programado para que las personas de estratos 1, 2 y 3 puedan financiar más adelante la educación superior de sus hijos. Es decir, el padre financia los primeros semestres del niño con el ahorro que hace al Icetex y la entidad le garantiza que más adelante le va a hacer un crédito cómodo para que pueda realizar sus estudios.

¿Ya está funcionando?

Estamos en unas discusiones particulares con la Superintendencia Bancaria, y el proceso de inspección y de regulación sería con ellos. Actualmente, quien nos regula y controla es la Contraloría. De ahí que estamos discutiendo los últimos mecanismos con la Superintendencia para saber cómo sería el proceso de vigilancia. Eso es lo que nos hace falta, y la idea es que para el mes de mayo podamos lanzar completamente Eduplan como una estrategia de financiamiento de la educación superior alterna.

¿Cuál es el tercer reto?

Vamos a lanzar también hacia el primer semestre del año algo que tiene que ver con la reforma tributaria. Se trata de incentivar al sector productivo para que pueda involucrase en los procesos de educación superior y pueda financiar en un marco de responsabilidad social. En ese sentido, las empresas hacen donaciones y obtienen beneficios tributarios particularmente sobre el impuesto de renta que paguen.

QUEJAS

Una de las principales quejas de los usuarios es la falta de información, ¿cómo mejorará eso?

Somos conscientes de que no hemos informado bien a la gente de los diferentes beneficios para que tengan claro las cuotas, el valor que están pagando, lo que se les cobra, y eso va a implicar dos cosas: primero trabajar de la mano con muchos colegios, universidades, para mejorar todo el proceso de educación financiera, yo creo que hay veces que muchos usuarios por el afán de estudiar no dimensionan un poco lo que significa adquirir un crédito educativo y es tarea nuestra que el chico entienda todo mejor.

¿Se podría decir que son justificadas las quejas de los usuarios?

Nosotros atendemos caso por caso porque las personas tienen diferentes estructuras de amortización de crédito. Hay un grupo de personas que han entrado en mora, a quienes les hemos ofrecido congelar la deuda, refinanciación o reestructuración de la misma. Sin embargo, la solución debe ser de mutuo acuerdo y no hacerse a un lado del problema y señalar cosas que son alejadas de la realidad.

¿Qué piensa respecto a las fuertes críticas que ha recibido la entidad?

Algo importante de cuando se tienen deudores es que muchas veces no se reconoce la calidad y no se buscan alternativas para que la gente pueda terminar de pagar sus obligaciones, por lo tanto, yo creo que eso genera ciertas complicaciones en la opinión pública.

¿Cuáles son esas soluciones?

Un ejemplo de ello es que tenemos una cartera que ya lleva más de un año en mora, y en busca de solución hace poco hicimos un acuerdo de cooperación con el fin de brindar alternativas de alivio a los 52.000 deudores que hacen parte de ello.

En ese sentido, ¿se negociaría con los deudores los intereses o el capital del préstamo?

En los últimos dos años la entidad ha venido haciendo encuentros de normalización de cartera, nosotros podemos reducir el pago de mora, intereses, no cobrar todo lo que indica el cobro jurídico, de igual forma, tenemos mecanismos para que el capital se pueda reducir y se pague en un tiempo específico.

Pero aun así hay grupos que se oponen. ¿Qué hará el Icetex?

A veces unos pocos generan demasiado ruido. Por eso es importante dimensionar. En particular, son 1.561 usuarios que están judicializados porque no pagaron y son los que hacen ruido. Pero nosotros tenemos más de 650 mil usuarios activos. Y sobre los morosos, lo que nos dijo la Contraloría es que tenemos que buscar todos los mecanismos para cobrar porque son recursos públicos y no podemos quedarnos de brazos cruzados.

De donde más le han llegado críticas a la entidad es del grupo ‘Icetex te arruina’. ¿Cómo ha trabajado con ellos?

Durante mi instancia, con sus líderes hemos tenido dos reuniones, les hemos informado qué soluciones estamos buscando, de lo que se está haciendo con CISA. Hasta el momento, ellos han planteado que pueden hacerse negociaciones colectivas, yo creo que hay muy buena perspectiva ahí con los del grupo.

Los usuarios también se quejan de reportes a centrales de riesgo. ¿Qué responden ustedes?

En casos como esos es cuando tenemos que mejorar la educación financiera. La gente debe ser consciente que cuando hacen un crédito educativo con nosotros se les otorgan recursos públicos que luego lo que uno intenta es recoger para que más gente pueda acceder a la educación.

Es sencillo, yo presto y después recojo para que más personas puedan acceder.

¿Los créditos otorgados a los usuarios solo pueden ser para universidades acreditadas?

El Plan Nacional de Desarrollo estableció que a partir del año 2018 el Icetex solamente podrá prestar créditos educativos para programas e instituciones acreditadas. Esa ley salió del Congreso y el Icetex es un implementador de la política. A mí me dicen: a partir del año 2018 tiene que hacerlo. Yo lo hago. Tengo que ser muy estricto en el cumplimiento de la norma.

Pero, ya estamos en el 2018. ¿Qué se hará?

Hay un proyecto de ley en el Congreso que busca de una u otra forma reconocer esas particularidades y decir: ‘venga, usted no puede hacer esto porque hay que reconocer la particularidad del territorio’. Pero también hay un llamado para las instituciones de educación superior. Esto se sabía desde el Plan Nacional de Desarrollo, y creo que las instituciones no se lo tomaron muy en serio. Detrás de la norma lo que hay es incentivos para que las instituciones se acrediten.

Entonces, ¿cómo eliminar el miedo a endeudarse con el Icetex?

Mire, lo único que yo le digo a los posibles usuarios es que vengan y pregunten todo lo que quieran, que no se dejen llevar por los rumores ni que tampoco nos satanicen. Estamos cambiando para que haya una mejoría por parte de la entidad a los beneficiados, pero también necesitamos colaboración por parte de ellos con cosas simples como la cultura de pago. /Colprensa

 

También podría gustarte