Buscan erradicar la violencia entre padres e hijos en Ciénaga

El maltrato infantil y la violencia doméstica se han agudizado en época de pandemia a nivel mundial, a esto Ciénaga no ha sido ajena, por lo que se desde la Fundación Apego con su iniciativa de Familia Activa, se busca evitar más casos en esta zona del departamento. 

Familia Activa, busca prevenir la violencia intrafamiliar a través de los vínculos de cuidado sensible, acompañando a las familias a identificar y cualificar las rutinas de cuidado, a fortalecer los lazos afectivos y la construcción de un proyecto de vida familiar.

Bajo una metodología constructiva, holística y basada en la participación activa de todos los actores, especialmente de los niños, niñas y adolescentes, y mediante una serie de ejercicios y actividades que ayudan a las familias a conocerse mejor, a quererse mucho más, a establecer acuerdos, a solucionar conflictos, a poner límites sin causar dolor a ellos mismos y otras persona, a construir metas conjuntas y a participar con entusiasmo en redes y espacios comunitarios.

Erika, madre de familia, “el programa nos ha ayudado a compartir mucho más tiempo en familia a través de cada una de sus actividades, convirtiéndose en uno de los momentos de la semana más esperados por mis hijos”.

Así mismo, Melisa, de once años, manifiesta “en cada tarea que nos dejan la hacemos en familia y cada uno hace algo dentro de ella, por lo menos, me gusta mucho pintar y tomar fotos”.

A la fecha se han realizado 140 sesiones virtuales con temáticas sobre el Apego Seguro, los Roles en el Hogar y la Gestión de Emociones.

Dichas sesiones son desarrolladas por un equipo psicosocial a través de video llamadas donde se comparten píldoras educativas (videos cortos), boletines y una cartilla guía, logrando poner en contexto los conceptos a partir de sus experiencias y rutinas familiares, motivándolos a ser capaces de identificarlas, fortalecerlas y/o cambiarlas y donde sin duda alguna los niños, niñas y adolescentes han liderado y orientado a sus padres durante estos ejercicios de cambio. Además, a medida que van avanzando en las sesiones, los participantes logran ganar insignias y reconocimientos por el trabajo realizado.

En este sentido Doris, madre de familia, argumenta “una de mis actividades favoritas fue el tesoro familiar nos ayudó a decir lo que sentimos unos por otros, y no dar las cosas por sentado, me emocioné mucho cuando mi hijo me dijo que me quería y que una foto conmigo era su tesoro familiar”.

Jonh, de diez años, cuenta “Mi mamá es mi tesoro familiar, yo la quiero mucho y siempre estoy pendiente de ella”.

Además de las sesiones familiares, el proyecto también realizó una línea de base mediante el Mapa del Cuidado, un instrumento que recogió las ideas, conocimientos, actitudes, prácticas y creencias que tienen los diferentes integrantes de la familia frente a sus rutinas de cuidado y convivencia familiar, arrojando resultados como que las familias comparten pocas actividades de recreación, que la mayoría de las actividades del hogar recaen sobre las mujeres y que si bien los padres utilizan el diálogo para corregir a sus hijos al mismo tiempo reconocen el uso de regaños y gritos, entre otras situaciones.

Es importante mencionar que la familia es el primer territorio donde nos relacionamos y desarrollamos como seres humanos, de esta experiencia de vida dependerán muchas de las decisiones y resultados que nos afectarán en un futuro a nosotros mismos y a nuestro entorno, de ahí la necesidad de seguir sumando voluntades e intereses desde los diferentes actores y sectores del municipio para seguir haciendo a más familias cienagueras felices y seguras.

Notas Relacionadas