Con caseta rumbera, Las Américas violó los protocolos de bioseguridad

Hasta el establecimiento llegaron uniformados de la Policía Metropolitana de Santa Marta y suspendieron la fiesta por falta de un permiso, sin embargo minutos más tarde el sonido se volvió a encender y la rumba se extendió hasta las 3:00 de la mañana. 

Mientras en la emblemática Quinta de San Pedro Alejandrino la Alcaldía Distrital realizaba la serenata en conmemoración de los 496 años de Santa Marta, al sur de la capital un establecimiento nocturno de razón social Patio de Eventos Las Américas, adelantaba una caseta rumbera.

La rumba que fue promocionada por medio de las redes sociales y plataformas de mensajería instantánea, además tenía un costo de ingreso de $30.000 mil pesos, contó con la participación del reconocido pico de la ciudad de Barranquilla ‘El Gran Samuel y así mismo la presentación del Deejay cartagenero, Jader Tremendo.

Durante el desarrollo del evento, uniformados de la unidad de vigilancia por cuadrantes de la Policía Metropolitana de Santa Marta arribaron hasta el sitio en compañía del comandante operativo, quien al evidenciar la cantidad de personas aglomeradas, les exigió a los organizadores los permisos requeridos teniendo en cuenta la emergencia por el Covid-19.

Durante la revisión de los documentos, el alto oficial se percató de las inconsistencias de los mismos, razón por la cual le solicitó al propietario del lugar y los organizadores dar por finalizado el encuentro donde participaban más de 500 personas que además ingerían altas cantidades de alcohol.

Sin embargo, cuando los residentes del sector pensaron que pasarían un resto de noche sin el ‘tormento’ de la música, el picó volvió a ser encendido y la rumba se extendió hasta las 3:00 de la mañana.

“El ‘Checa’ cómo le dicen al dueño del establecimiento prometió el distanciamiento social y la asistencia por cupos, sin embargo, se vio lo contrario: personas sin tapabocas, no había distanciamiento social, se daban tragos uno a los otros, eso era una bomba de tiempo. Veremos los resultados pronto”, dijeron los vecinos.

La ciudadanía residente en el barrio Las Américas, más exactamente en la calle 31 con carrera 15, donde se ubica el lugar donde se llevó a cabo el encuentro, no se explica cómo la administración Distrital permite la realización de este tipo de eventos donde se pone en riesgo la salud de todos.

“Lo más triste es que hasta el lugar llegó la Policía, les pidió los permisos y al ver que le faltaba uno le solicitaron apagar todo, pero minutos más tarde se vuelve a escuchar la música, ojalá quienes tienen que garantizar la sana convivencia no se hayan vendido por unos cuantos pesos”, manifestó Alejandra Rodríguez.

El Secretario de Gobierno, Marcelino K’david, dio a conocer que adelanta las investigaciones y revisa los supuestos permisos otorgados a este lugar de eventos para la realización del mismo.

Notas Relacionadas