“El Poder Femenino en la Música”, una realidad en Colombia

Una gran aceptación tuvo el conversatorio “El Poder Femenino en la Música”, el cual se llevó a cabo en la noche del viernes en la plazoleta de la Catedral Basílica de Santa Marta, evento que formó parte de la programación de la Fiesta del Mar 2021.

La conducción de este conversatorio estuvo a cargo de la presentadora Susy Carbó y como invitadas especiales, intervinieron la folclorista de El Banco, Magdalena, Viviana Esparragoza Medina, la actriz y cantante cartagenera Aida Bossa, y la cantante e influencer cordobesa Martina “La Peligrosa”, quienes en un diálogo ameno dieron a conocer como iniciaron en la música y como ha sido su experiencia en este ámbito que viene ocupando un importante lugar en la cultura de nuestro país.

Lo anterior, entendiéndose como poder femenino, el conjunto de estrategias que históricamente han tenido que emplear las mujeres en entornos discriminatorios, especialmente los entornos laborales y sobre lo cual interesa reflexionar, para la construcción de conciencia. El objetivo del conversatorio es visibilizar las estrategias empleadas por las mujeres para el desarrollo profesional en el campo musical.

Las tres invitadas especiales se mostraron muy complacidas por este conversatorio y por la gran acogida que recibieron del público samario, que estuvo atento en toda la actividad  de las historias y las experiencias de las tres destacadas artistas colombianas.

Las tres cantantes comentaron que en sus inicios a nivel de hobbies y recreativamente, contaron con el apoyo de sus familiares, pero en la medida que iban tomándole más amor a la música, algunos de sus seres queridos les insinuaban que estudiaran en la Universidad otra profesión, porque no le veían mucho futuro a la mujer en la industria musical, pero ellas no dejaron de perseguir sus sueños.

“Una persona muy cercana me dijo que no estudiara música, porque era muy difícil que una mujer se volviera famosa y que seguramente iba a perder el tiempo, entonces me dije: ¿Por qué voy a estudiar otra cosa? si yo quiero estudiar lo que me nace del corazón, y es la música. En mi tierra me he convertido como un referente para muchas niñas que desean estudiar Música”, manifestó la folclorista Viviana Esparragoza.

Algo similar manifestó Aida Bossa: “Mi papá es músico y en un determinado momento me dolió el no apoyo de su parte. Y su miedo era: como una mujer va estar en el mundo de la música. Se miraba la imagen de la mujer con fragilidad, pero ahora es diferente, las mujeres nos hemos ganado nuestro espacio en la música.

Por su parte, Martina La Peligrosa, inicialmente habló de la influencia musical de su padre. “Dios le cumplió el sueño a mi papá porque 3 de sus hijos son músicos. Él nos abrió el camino, nos llevaba a festivales. Mis referentes fueron mis hermanos y mi polo a tierra, mi mamá”.

Aida Bossa manifestó que antes de la actuación estuvo involucrada en la música. “En el colegio tuve un grupo folclórico, cantaba, tocaba tambora y cuando estaba en cuarto de bachillerato, le dije a mi mamá que quería ser actriz y cantante, cuando ya me iba a estudiar a Bogotá, mi papá me dice que no. Era un sueño que yo tenía y es allí, donde aparece mi mamá y me apoya. Mi papá quería que estudiara Derecho, pero después fue cediendo. Ahora estamos viviendo otra época. Debemos dejar de victimizarnos. La Niña Emilia sacó a sus hijos adelante sola. Después de los 45 años de edad, cantó y expresó lo que sentía, recibiendo mucho apoyo de la gente”.

Por último, Martina La Peligrosa indicó que: “a las mujeres de mi generación en la música nos tocó llevar una coraza. Hemos liderado un movimiento femenino que nos ha abierto las puertas. Me parece importante la presencia de la mujer en la industria de la música. Además, las mujeres costeñas tienen ese brillo. Llaman la atención en cualquier parte del mundo, me siento orgullosa de ser mujer y costeña”.

 

Notas Relacionadas