Policía busca a los sicarios que mataron a ‘Juan Lara’

Un grupo especializado en crimen organizado de la Policía Metropolitana de Santa Marta en coordinación de la Fiscalía General de la Nación, lidera las investigaciones y la recolección de pruebas para esclarecer el homicidio de Juan Manuel Lara Baquero, de 47 años de edad. 

Aunque hasta el momento no existe una hipótesis del hecho de sangre, los agentes encargados de establecer el tiempo, modo y lugar, lograron obtener vídeos de cámaras de seguridad que están instaladas cerca al lugar donde se cometió el asesinato.

“Los videos están siendo analizados con el fin de identificar al hombre que conducía la moto y al que cometió el crimen. Las grabaciones muestran desde cuando los individuos llegan hasta cuando escapan, así mismo se ven los movimientos de la víctima”, revelaron los investigadores.

De acuerdo a los datos que se lograron conocer, los investigadores están recopilando información de amigos, familiares y fuentes humanas para dar con los móviles del asesinato.

“No se descarta ninguna hipótesis, estamos consultando con sus familiares si existía una amenaza en su contra o por el contrario pertenecía a un grupo criminal”, afirmaron fuentes policiales.

EL HOMICIDIO 

El crimen se registró en la mañana del sábado, al interior de un parqueadero que está ubicado en la carrera 29 A con calle 41 del barrio Santa Ana, a pocos metros de la Terminal de Transportes de Santa Marta, momentos en que la víctima, Juan Manuel Lara Baquero, llegó en una motocicleta de alto cilindraje.

Cuentan testigos que hasta el lugar llegaron dos desconocidos en moto y quien hacía las veces de parrillero, descendió, lo ubicó, desenfundó el arma y la accionó en más de 16 oportunidades, sin embargo solo siete proyectiles impactaron a la víctima, según señala el informe de la Policía.

Luego de lograr su cometido, el sicario abandonó el lugar y volvió abordar la moto que lo transportaba, mientras que Lara Baquero quedó tendido con su cuerpo boca abajo y en medio de un charco de sangre, sin que nadie pudiera hacer algo por salvar su vida, pues falleció al instante producto de los balazos.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Policía Metropolitana de Santa Marta adelantaron la inspección técnica de cadáver y trasladaron el cuerpo hasta la Morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le fue practicada la necropsia.

Notas Relacionadas