Crimen de mototaxista fue un ajuste de cuentas

La víctima  según la Policía, delinquía en el área urbana de Santa Marta con alias ‘El Diablito’, joven que fue asesinado en el mes de junio al interior de una barbería del barrio 20 de octubre. 

La Seccional de Investigación Criminal y la Dirección de Inteligencia de la Policía Metropolitana de Santa Marta en coordinación de la Fiscalía General de la Nación lideran las pesquisas que les permitirá esclarecer en su totalidad el homicidio de Sergio Andrés Benítez Ropero, de 23 años de edad, quien era mototaxista.

Durante las labores de campo, los investigadores lograron recopilar vídeos de cámaras de seguridad, información de fuentes humanas y de la familia de la víctima, elementos que les permitió establecer uno de los posibles móviles del hecho de sangre.

“Este homicidio está ligado a un posible ajuste de cuentas por líos de drogas. La víctima era allegada de alias ‘El Diablito’ un sujeto que fue asesinado en el mes de junio en este mismo sector; estamos indagando para establecer si los dos casos guardan relación”, dieron a conocer las fuentes policiales.

No obstante, los uniformados que lideran las indagaciones indicaron que seguirán trabajando para armar el rompecabezas de este homicidio. “No descartamos ninguna otra hipótesis. Nuestra labor investigativa avanzará para establecer si la víctima integraba una organización criminal”, puntualizan.

EL CRIMEN 

El ataque con arma de fuego se registró en la tarde del sábado, en un establecimiento de razón social Estadero y Panadería el 20 que está ubicado sobre la calle 30 #86B-136, primera entrada del barrio 20 de Octubre, momentos en que la víctima, Sergio Andrés Benítez Ropero de 23 años de edad, departía en el lugar.

De acuerdo a la información que recopiló la Policía Metropolitana de Santa Marta, hasta el sitio llegaron dos desconocidos a bordo de una motocicleta marca boxer de color negro y quien hacía las veces de parrillero, desenfundó un arma de fuego y le disparó en tres oportunidades a la cabeza.

Producto de los tres balazos, la víctima perdió la vida al instante. Hasta el lugar del crimen arribaron funcionarios de la Unidad Móvil de Criminalística de la Sijín y adelantaron la inspección técnica de cadáver para luego conducir el cuerpo sin vida hasta la Morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le fue practicada la necropsia.

Notas Relacionadas