5 claves para que ‘Delta’ no desate nuevo pico

En Colombia hay tantas personas sin vacunarse, que si no lo hacen pronto, podría presentarse un nuevo pico de contagios de Covid-19 por la llegada de la variante Delta al país, pues esta tiene una facilidad y velocidad de contagio mucho más alta que todas las demás cepas que han circulado en nuestro territorio y a nivel mundial. 

Así lo considera el médico internistas, infectólogo   Ernesto Martínez Buitrago, quien advierte que el Gobierno Nacional no debe esperar cinco meses para que el país llegue a la inmunidad de rebaño en diciembre, pues como asegura, si en Estados Unidos, que estaba avanzado en su vacunación, la variante Delta se propagó en sus 50 estados en cuestión de dos o tres meses y hoy es la cepa predominante, “nosotros no podemos asumir que somos unos bendecidos para pensar que en nuestro país va a pasar algo diferente”.

La Delta persé no es más letal, pero que tenga una capacidad de transmisión tan alta (un enfermo puede infectar a nueve personas, como lo informó la DCD, la agencia de vigilancia de epidemias de EE.UU.), la hace una variante de mucho cuidado.

Además, tal como lo ilustra el doctor Martínez Buitrago, esta cepa “no ‘respeta’ la inmunidad de los que ya han sido infectados por covid previamente. De ahí que quienes ya han tenido la infección pasan a engrosar también a ese grupo de personas que no se han vacunado. Así que lo único que protege realmente es la vacunación”.

MÁS SECUENCIACIONES GENÓMICAS 

Lo primero, opina el infectólogo Martínez Buitrago, es que el país en general, tienen que triplicar los esfuerzos para acelerar la secuenciación genómica de los nuevos casos, pues se está haciendo un número muy limitado.

“Esa es una forma de informarle al país si se está diseminando o no la variante, hay que dárselo a conocer, porque si se establece que tiene una rápida expansión hay que implementar medidas de restricción mucho más severas de las que tenemos ahora”.

Con el análisis de la secuenciación genómica se sabe qué ritmo de propagación tiene esta variante: si se trata de un caso aislado o si se volvió un 5%, 10%, 15%, 35%, 50% de las nuevas infecciones. Si se ve en proporciones altas hay que tomar medidas porque nuestro país no tiene un ritmo de vacunación alto, todavía hay una población vulnerable muy grande, explica el profesor de la Univalle.

ACELERAR Y ACCEDER A LA VACUNACIÓN 

Hay que vacunar rápidamente a la gente, ese es el gran desafío para el Gobierno Nacional.

“La vacuna sigue siendo nuestra herramienta y nuestra mejor estrategia para superar los brotes, los picos y manejar la pandemia. Así que deben acceder a ella las personas a las que ya les corresponde vacunarse. Ese es el componente más importante en este momento”,

EXTREMAR MEDIDAS DE AUTOCUIDADO 

Todos los expertos consultados coinciden en señalar que hay que mantener las medidas clásicas de bioseguridad, no relajarnos al aplicarlas por el actual descenso del tercer pico de la pandemia en, pues más vale prevenir, ya que la variante Delta, que es tan contagiosa como la varicela o el sarampión, ya está en el país

Así que los especialistas aconsejan el lavado constante de manos, secarlas con toalla desechable y cerrar con esta el grifo; el distanciamiento social; el buen uso del tapabocas; no estar en sitios cerrados y concurridos. No quitarse la mascarilla aun si está vacunado o en sitios abiertos.

“Lo que hace exitosas las medidas es usarlas todas al tiempo”, destaca un asesor de la Secretaría de Salud Departamental.

SENTIRNOS EN RIESGO 

Tenemos que volver a sentirnos en riesgo, como al principio de la pandemia, aconseja el doctor Martínez Buitrago, tanto los que no están vacunados contra el covid como los que ya lo están, porque estos últimos, también pueden ser vectores de expansión de la variante Delta.

En una reunión familiar donde no todos estén vacunados, por ejemplo, agrega el epidemiólogo, siempre va a haber riesgo. “Un asintomático puede transmitir la infección a los otros; los vacunados van a estar bastante protegidos, pero también podrán infectarse, pues recordemos que las vacunas no previenen 100 % la enfermedad”.

RESPETAR EL AISLAMIENTO 

Ahora más que nunca debemos cuidarnos con las medidas apropiadas de aislamiento, asegura la doctora Hurtado, pues si una persona se contagia con la variante Delta y se queda en la casa juiciosa no disemina el virus.

Toda persona que sea positiva o que esté sintomática, así no tenga confirmación de la enfermedad, que se quede en casa durante los diez días que son necesarios o hasta que esté tres días asintomática.

Notas Relacionadas