Crimen de venezolanos obedeció a una venganza

Lo que se temía fue confirmado ayer por los investigadores judiciales de la Policía: que los móviles del doble crimen ocurrido en el barrio ´Luis Carlos Galán´ obedece a una ´guerra´ entre bandas de delincuentes venezolanos que están zanjando sus diferencias a ´punta de plomo´. 

´Han venido de su país a causar muertes, crímenes e intranquilizar a la ciudadanía´, señalaron residentes del lugar donde ocurrió el atentado.

Por su parte, un grupo de uniformados especializados en crimen organizado de la Policía Metropolitana de Santa Marta, fue delegado por el comandante de la institución, coronel Óscar Solarte, para recolectar cada pieza y armar el rompecabezas que permita esclarecer el doble crimen de dos jóvenes venezolanos en el barrio Luis Carlos Galán.

Hasta el mencionado sector se trasladaron los investigadores, quienes se entrevistaron con los familiares de las víctimas, testigos y así mismo revisaron las grabaciones de cada una de las cámaras de seguridad que están instaladas en diferentes puntos con el fin de obtener una hipótesis del hecho de sangre que atemorizó a la comunidad.

“En 48 horas logramos recolectar el suficiente material probatorio que nos llevó a obtener una hipótesis preliminar. Hay que decir que lo sucedido obedece a una venganza, sin embargo no descartamos ninguna otra versión que nos arroje las investigaciones que estamos adelantando de la mano de la Fiscalía General de la Nación”, dieron a conocer fuentes policiales.

Así mismo, las pruebas obtenidas por los uniformados de la Seccional de Investigación Criminal dieron pista de quien sería la persona que accionó el arma de fuego en más de seis oportunidades contra las víctimas. “Tenemos características puntuales de los individuos que participaron en este suceso y esperamos dar con su captura pronto”, afirmaron.

EL DOBLE HOMICIDIO 

Cabe mencionar que el doble crimen se registró en la noche del lunes en la esquina de la carrera 57 con calle 10, a las afueras del billar El Cacha ubicado en el barrio Luis Carlos Galán, momentos en que las víctimas, identificada como Édgar José Díaz Alvarado, conocida como ‘Edgar Tatto’, Joseph Gabriel Molina Sierra, de 19 años de edad, los dos de nacionalidad venezolana, y Álvaro Enrique Escobar Charris, alias ‘El Pepo’, se encontraban conversando en el andén.

Hasta el lugar llegaron dos desconocidos en moto y quien iba de parrillero, desenfundó un arma de fuego nueve milímetros y sin mediar palabras, le disparó en repetidas oportunidades a los mencionados, logrando producir heridas de gravedad en diferentes partes de sus cuerpos, especialmente a la altura de la cabeza.

Malheridos, ‘Edgar Tatto’ y ‘Joseph’ fueron auxiliados y llevados en una motocicleta hasta la sala de urgencias del centro de salud de Bastidas, donde hicieron oficial la muerte de Díaz Alvarado, producto de los tres balazos que le propinaron en el rostro y la cabeza. Minutos más tarde, Molina Sierra fue remitido hasta la clínica Mar Caribe, allí permaneció hasta la madrugada del martes, pues en medio de un procedimiento quirúrgico perdió la vida; tenía tres proyectiles en la cabeza.

De alias ‘Pepo’ se supo que fue llevado por sus familiares hasta la clínica Los Nogales, sin embargo fue dado de alta a los minutos tras no revestir gravedad. Los médicos de turno aseguraron que solo sufrió quemaduras por las balas que lo rozaron.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Policía Metropolitana de Santa Marta adelantaron la Inspección Técnica de Cadáver y el traslado del cuerpo hasta la Morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, allí les practicaron la necropsia y se los entregaron a sus familiares, quienes les dieron cristiana sepultura.

Notas Relacionadas