Se entregó uno de los que atacó brutalmente a hincha de Santa Fe en El Campín

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció que se entregó a la Policía uno de los hinchas de Nacional que golpeó brutalmente a hinchas de Santa Fe, en el estadio El Campín, en medio de los desmanes que se tomaron el espacio deportivo en la noche del 3 de agosto.

“Tras intensa presión y búsqueda de la Policía se ha entregado voluntariamente uno de los agresores que anoche atacaron violentamente a hinchas del Santa Fe. Avanzamos con todas las medidas necesarias para sancionar lo ocurrido y evitar que vuelva a ocurrir. Bogotá se respeta”, confirmó la mandataria de los bogotanos.

Lo ocurrido el martes, precisamente en el primer partido con público en Bogotá después de más de año y medio por la pandemia, fue reprochado desde todos los sectores. Como una batalla campal fue calificado lo sucedido, cuando hinchas con las camisetas de Atlético Nacional se cruzaron a la tribuna familiar, donde había niños y menores de edad, y comenzaron a atacar a los hinchas del equipo local.

Fueron decenas de hinchas que portaban armas cortopunzantes y protagonizaron la pelea que terminó por tomarse hasta la grama de El Campín. Uno de ellos fue este sujeto de Nacional que se entregó a las autoridades.

En medio de los disturbios, según lo declarado a La FM por el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, seis personas resultaron heridas, cuatro son policías y dos hinchas, uno de ellos lamentablemente resultó con serias lesiones en la cabeza y tuvo que ser trasladado a la clínica, luego de que recibiera una brutal golpiza de parte de un grupo de hinchas del equipo verdolaga.

“Afortunadamente los heridos están fuera de peligro. Pero es absolutamente inaceptable que haya un solo herido en un espectáculo que se supone es para exaltar el deporte y la convivencia. Los organizadores, equipos, barras y empresarios del futbol deben cumplir los requerimientos”, aseveró la mandataria de los bogotanos esta mañana previo a la reunión con el Gobierno para analizar lo sucedido.

¿De quién es la culpa? Ya comenzaron los ataques de un lado al otro, pues desde el Distrito aseguraron que ellos no podían suspender el partido de forma unilateral y que los clubes de fútbol decidieron continuar con el encuentro deportivo pese a los disturbios, cuando ya la Policía logró controlar la situación.

“El estadio es de todos. Los torneos de futbol son privados. Sus organizadores se comprometen a usarlo cumpliendo condiciones de seguridad, logística y convivencia. A Bogotá le deben garantizar esas condiciones si lo quieren volver a usar. A Bogotá y al Campin le deben cumplir”, agregó López.

Aunque aún se desconocen las sanciones que se determinarán en la comisión convocada por el presidente Iván Duque, la mandataria de los bogotanos ordenó la suspensión de los partidos con público en la capital de forma indefinida, lo que significa que el partido que este fin de semana jugará Millonarios no podrá contar con hinchas.

Fuente: Sistema Integrado Digital

 

Notas Relacionadas