Frustran atentado terrorista de la Segunda Marquetalia

149 barras de explosivo tipo pentolita, equivalentes a 67 kilogramos, y cerca de 700 metros de cordón detonante, que estaban destinados a la presunta ejecución de un atentado en Bogotá, ordenado por la `Segunda Marquetalía´ fueron incautados en una vivienda del sur de la capital de la República.

Este atentado, de acuerdo con las autoridades, fue ordenado desde Venezuela por los cabecillas de la `Segunda Marquetalia´ Luciano Marín, alias ‘Iván Márquez’, contra el que ayer se reactivaron tres circulares rojasde INTERPOL por delitos cometidos entre los años 2000 y 2002, y por Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias ‘el Paisa’.

“Desde Venezuela el paisa había dado instrucciones para cometer atentados en la ciudad de Bogotá, esta red está siendo seguida en varias ciudades de Colombia y se están realizando allanamientos en estos momentos”, dijo el director de la Policía, general, Jorge Luis Vargas en medio de una rueda de prensa desde el puente de Boyacá,

El atentado terrorista, además de generar un enorme impacto en la capital para afectar a los ciudadanos y a la Fuerza Pública, pretendía igualmente demostrar una supuesta capacidad criminal superior de la ‘Segunda Marquetalia’ frente a las estructuras residuales bajo el control de alias ‘Gentil Duarte’ y alias ‘Iván Mordisco’.

El material fue hallado en la calle 59C Sur con carrera 51 en un puesto de control estratégicamente coordinado e instalado con personal del modelo de vigilancia por cuadrantes, en donde se efectuó el registro a un hombre y una mujer, identificados como José Duberman Rojas y Sandra Lorena Páez Vásquez.

Estos elementos habrían sido adquiridos por traficantes y contactos criminales de nacionalidad ecuatoriana, y enviados a través de una empresa de mensajería desde Ipiales (Nariño) hacia Bogotá.

Las dos personas sorprendidas con las barras de pentolita fueron capturadas y puestas a disposición de la justicia.

Sobre José Duberman Rojas las autoridades informaron que sería integrante de un Grupo Delincuencial Organizado (GDO) al servicio de los GAO-r y que tiene su accionar criminal en Bogotá y el municipio de Soacha (Cundinamarca).

Además, formó parte de la estructura delincuencial conocida como ‘Los Samuel’, responsable de la ejecución de homicidios y el tráfico de estupefacientes en el sector de Caracolí en la localidad de Ciudad Bolívar.

Este hombre había sido capturado en 2013 junto a otras ocho personas en desarrollo de la Operación ‘Nariño’ en Bogotá, sindicado de los delitos de concierto para delinquir, tráfico de estupefacientes, homicidio agravado y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.

Delitos por los que fue condenado a siete años, tres meses y 15 días de prisión que purgó en la penitenciaria La Picota y posteriormente en la Cárcel Distrital, pero recobró la libertad en agosto de 2018.

Asimismo, en su trayectoria criminal figura que fue integrante del Frente 24 de las extintas Farc y que se desmovilizó el 26 de febrero de 2003.

En la rueda de prensa, Molano también advirtió que se ha identificado que algunas personas tienen la intención de vandalizar el puente de Boyacá, por lo que les dijó: “quedan advertidos, nuestro Ejército y Fuerza Pública, están acá y vamos a defender este puente porque es el puente de la libertad de los colombianos y no permitiremos que nadie vandalize este símbolo de la libertad”.

Bogotá (Colprensa)

Notas Relacionadas