Para robarle el vehículo asesinaron a conductor

La víctima hacía viajes hacia el vecino municipio de Ciénaga, y el martes pasado fue contratado por un hombre con el fin de que lo llevara a la vereda Tigrera. 

La búsqueda terminó. La tristeza y el dolor abrazan a una familia cienaguera, quien se enteró que uno de sus miembros que despareció el martes 3 de agosto, no volverá a casa. La delincuencia que azota a Santa Marta le arrebató la vida.

Se trata de Francisco Orsinis Díaz, conductor natural de Ciénaga (Magdalena), de 36 años de edad, quien fue hallado muerto al mediodía de ayer en la vereda Las Cabañas, en el corregimiento de Minca, zona rural de esta capital, por un grupo de campesinos.

De acuerdo a la información que recopilaron unidades de la Seccional de Investigación Criminal de la Policía Metropolitana, el cuerpo de la víctima yacía en unas rocas boca arriba, en estado de descomposición y con heridas violentas a la altura de su abdomen.

“Los campesinos se encuentran con la escalofriante escena y de inmediato le dan aviso a los uniformados encargados de la seguridad en la región, quienes se trasladan hasta el lugar para verificar lo sucedido y seguidamente acordonan la zona”, dijo la Policía.

En cuanto a los hechos, el comando de la Policía Metropolitana a cargo del coronel Óscar Solarte, señaló que adelantarán las investigaciones en coordinación de la Fiscalía General de la Nación con el fin de esclarecer los móviles de este hecho de sangre.

Hasta la escena del crimen llegaron funcionarios del Laboratorio Móvil de Criminalística del CTI de la Fiscalía y adelantaron la inspección técnica de cadáver. Posteriormente, condujeron el cuerpo hasta la Morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le será practicada la necropsia.

DESAPARICIÓN 

Según denuncias de familiares y compañeros de trabajo, el profesional del volante desapareció el martes 3 de agosto después de las 11:00 de la mañana, cuando decidió ganarse una suma alta de dinero realizando un viaje a un individuo hacia la vereda Tigrera.

Desde ese entonces, sus allegados perdieron comunicación y su rastro, por lo cual se alarmaron y denunciaron el caso ante la Fiscalía General de la Nación. “Aquí llegó un sujeto y le pidió que le hiciera un viaje, como vio que le estaba ofreciendo buen dinero dijo que sí, pero nunca pensamos que era para acabar con su vida”, contaron compañeros de labor.

Cámaras de seguridad de un local de venta de ropa grabaron el momento en que llega un hombre vestido con suéter color negro, un jean oscuro y una gorra también de color negro, quien después de ‘negociar’ el viaje, aborda el vehículo tipo vans junto al conductor y se dirigen hacia el destino.

“La Policía debe hacer algo, la muerte de nuestro compañero no puede quedar impune y se debe hacer justicia. Todos los días hay asesinatos, atracos; la administración Distrital debe hacer algo pronto”, puntualizaron.

Notas Relacionadas